Información de la revista
Vol. 100. Núm. 5.
Páginas 429-431 (Junio 2009)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
English PDF
Más opciones de artículo
Vol. 100. Núm. 5.
Páginas 429-431 (Junio 2009)
CARTAS CIENTÍFICO-CLÍNICAS
Acceso a texto completo
Liquen nitidus perforante de localización atípica
Visitas
...
I. Arruea,
Autor para correspondencia
itziar.arruemichelena@osakidetza.net

Itziar Arrue Michelena. Servicio de Dermatología. Hospital Santiago Apóstol. C/ Olaguibel, 29. 01004 Vitoria. España.
, M.A. Arreguia, N. Saracibarb, R. Soloetaa
a Servicio de Dermatología. Hospital Santiago Apóstol. Vitoria. España
b Servicio de Anatomía Patológica. Hospital Santiago Apóstol. Vitoria. España
Información del artículo
Texto completo
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (1)
Tabla 1. Resumen de los casos de liquen nitidus perforante
Texto completo

Sr. Director:

El liquen nitidus es una entidad crónica poco frecuente, caracterizada por múltiples lesiones micropapulosas de color piel, con una superficie lisa y brillante, localizadas preferentemente en la cara flexora de los brazos, las muñecas, el abdomen y los genitales, aunque pueden generalizarse. El estudio histológico muestra un infiltrado linfohistiocitario que ensancha las papilas dérmicas y que se delimita lateralmente por crestas interpapilares elongadas. Entre las variantes descritas se encuentran las formas vesiculosa, hemorrágica, lineal, espinofolicular, generalizada, actínica o perforante. De esta última sólo se han publicado 5 casos1–4.

Describimos un caso de liquen nitidus perforante que afectaba a los bordes laterales de los dedos de las manos.

Se trata de un varón de 35 años de edad que acudió para la valoración de unas lesiones asintomáticas en los dedos de las manos y los pies de más de 20 años de evolución. Había recibido tratamiento con corticoides tópicos sin apenas respuesta. A la exploración se objetivaban pápulas monomorfas de 1mm de diámetro localizadas en las palmas, el dorso de los pies y las caras laterales de los dedos de las manos, de color piel normal, brillantes y de consistencia firme (fig. 1).

Figura 1.

Lesiones papulosas en los bordes laterales de los dedos.

(0,1MB).

Se tomaron dos biopsias de estas lesiones, encontrándose en ambas hallazgos histológicos superponibles. Se observaba un infiltrado linfohistiocitario situado en una papila dérmica ensanchada, con crecimiento descendente de las crestas epidérmicas que abrazaban en forma de garfio el infiltrado inflamatorio dérmico (fig. 2).

Figura 2.

Infiltrado linfohistiocitario subepidérmico circunscrito a la papila dérmica subyacente. Se objetiva crecimiento descendente de las crestas epidérmicas que abarcan el infiltrado inflamatorio dérmico (hematoxilina-eosina, ×40).

(0,14MB).

El paciente había sido estudiado 9 años antes por el mismo proceso en otro centro donde se le practicó una biopsia cuya histología evidenció, además de los hallazgos previamente descritos, una eliminación transepidérmica de colágeno y queratina (fig. 3). Se trata, por tanto, de un liquen nitidus que durante su evolución ha desarrollado lesiones perforantes.

Figura 3.

Papila dérmica ocupada por un infiltrado linfohistiocitario con eliminación transepidérmica de colágeno y queratina (hematoxilina- eosina, ×40).

(0,12MB).

Dada su resistencia al tratamiento previo con corticoides tópicos, se pautó tacrolimus tópico con escasa respuesta de las lesiones.

El liquen nitidus es una entidad poco frecuente, siendo excepcional la aparición de lesiones perforantes. Únicamente hemos encontrado en la literatura 5 casos de liquen nitidus perforante (tabla 1), todos ellos en pacientes jóvenes. Además, nuestro paciente presentaba afectación de los bordes laterales de los dedos, una localización poco habitual5.

Tabla 1.

Resumen de los casos de liquen nitidus perforante

Referencias  Sexo  Edad de inicio  Localización  Asociaciones 
Bardach1  Brazos, antebrazos, tronco, piernas  Ninguna 
Banse-Kupin et al2  22  Antebrazos, tronco, muslos, pene  Liquen plano 
Itami et al3  32  Dedos, mano izquierda  Ninguna 
Yoon et al4  19  Muñecas, codos, rodillas, dorso de los pies  Ninguna 
Yoon et al4  16  Manos, muñecas, antebrazos, codos, rodillas  Ninguna 
Caso actual  15  Dedos, manos, pies  Ninguna 

M: mujer; V: varón.

Las dermatosis perforantes primarias incluyen la elastosis perforante serpiginosa, la colagenosis perforante reactiva y la dermatosis perforante adquirida. Dentro de las secundarias, donde la eliminación transepidérmica es consecuencia de otra patología subyacente, se encuentran las variantes perforantes de la calcinosis cutis, el granuloma anular, la condrodermatitis nodular del hélix, el liquen plano o el liquen estriado4.

La elastosis perforante serpiginosa y la colagenosis perforante reactiva son enfermedades de causa desconocida, aunque pueden tener un trasfondo hereditario. La primera puede asociarse a síndrome de Down y enfermedades del tejido conectivo, y se caracteriza por pápulas queratósicas de 2-5mm que tienden a adoptar un patrón serpiginoso o anular, localizadas en el cuello, la cara, los brazos y las flexuras. Las pápulas de la colagenosis perforante reactiva aparecen en los miembros superiores, son de mayor tamaño -entre 5 y 8mm- y presentan una distribución lineal debido al fenómeno de Koebner, más común en esta entidad que en otros trastornos perforantes. La dermatosis perforante adquirida afecta, sin embargo, a adultos, con frecuencia está relacionada con la diabetes mellitus o la insuficiencia renal, y se localiza en las extremidades inferiores.

Se desconoce la etiopatogenia del fenómeno de eliminación a través de la epidermis de material dérmico y queratina. Se han propuesto distintos mecanismos para explicarlo como una anomalía en la proliferación y diferenciación epidérmica, una alteración del tejido conectivo, un factor mecánico o un mecanismo inmunológico3. Bardach1 y Banse-Kupin et al2 propusieron que, en el liquen nitidus, el infiltrado liquenoide y la estructura fibrovascular alterada en la dermis inducirían una proliferación de las crestas interpapilares adyacentes junto con una atrofia de la epidermis, rodeando y posteriormente eliminando el material dérmico alterado a través de la superficie epidérmica.

No se han encontrado diferencias entre los casos descritos de liquen nitidus perforante y liquen nitidus común en cuanto a la edad de inicio, la distribución de las lesiones o las enfermedades asociadas. Las lesiones perforantes de liquen nitidus se localizan con mayor frecuencia en los antebrazos y las manos, lo que podría relacionarse con un mecanismo irritativo, como proponen Itami et al3.

Nuestro paciente presentaba lesiones en los bordes laterales de los dedos, una localización no descrita en los 5 casos publicados de liquen nitidus perforante y que planteó un diagnóstico diferencial con la acroqueratoelastoidosis y el eczema dishidrótico.

De los dos casos de liquen nitidus perforante publicados por Yoon et al4, uno fue tratado con corticoide tópico, con desaparición de la mayoría de las lesiones tras un año de tratamiento, y el otro remitió prácticamente en su totalidad de forma espontánea. El paciente que describimos recibió terapia tópica -corticoides y tacrolimus- con una mejoría muy discreta.

Nos gustaría destacar de este caso la rareza de la distribución de las lesiones de liquen nitidus, así como el desarrollo de lesiones perforantes a lo largo de la evolución del mismo, hecho poco referenciado en la literatura.

Conflicto de intereses

Declaramos no tener ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1.]
H. Bardach.
Perforating lichen nitidus.
J Cutan Pathol, 8 (1981), pp. 111-116
[2.]
L. Banse-Kupin, A. Morales, D.A. Kleinsmith.
Perforating lichen nitidus.
J Am Acad Dermatol, 9 (1983), pp. 452-456
[3.]
A. Itami, I. Ando, A. Kukita.
Perforating lichen nitidus.
Int J Dermatol, 33 (1994), pp. 382-384
[4.]
T.Y. Yoon, J.W. Kim, M.K. Kim.
Two cases of perforating lichen nitidus.
J Dermatol, 33 (2006), pp. 278-280
[5.]
M.E. Rudd, T. Ha, O.M.V. Schofield.
An unusual variant of lichen nitidus.
Clin Exp Dermatol, 28 (2003), pp. 92-102
[6.]
M. Rodríguez-Martín, F. Rodríguez-García, M. Sáez, R. Cabera, N. Pérez-Robayna, M. Sidro, et al.
Pápulas pruriginosas en axilas.
Actas Dermosifiliogr, 97 (2006), pp. 281-283
[7.]
B.R. Smoller, T.C. Flynn.
Immunohistochemical examination of lichen nitidus suggests that it is not a localised papular variant of lichen planus.
J Am Acad Dermatol, 27 (1992), pp. 232-236
[8.]
A. Kint, L. Meysman, G. Bugingo, G. Verdonk, F. Hublé.
Lichen nitidus and Crohn's disease.
Dermatologica, 164 (1982), pp. 272-277
[9.]
A. Patrizi, D. Lernia, P. Paulazzi.
Lichen nitidus generalise, trisomie 21 et mégacòlon congenital.
Ann Dermatol Vénéreol, 118 (1991), pp. 725
[10.]
Y.C. Kim, S.D. Shim.
Two cases of generalized lichen nitidus treated successfully with narrow-band UV-B phototherapy.
Int J Dermatol, 45 (2006), pp. 615
Copyright © 2009. Academia Española de Dermatología y Venereología
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?