Información de la revista
Vol. 109. Núm. 5.
Páginas 460-462 (Junio 2018)
Vol. 109. Núm. 5.
Páginas 460-462 (Junio 2018)
Carta al Director
Acceso a texto completo
Pustulosis exantemática generalizada aguda simulando necrólisis epidérmica tóxica: forma combinada
Acute Generalized Exanthematous Pustulosis Simulating Toxic Epidermal Necrolysis: Overlapping Processes
Visitas
...
J. García Abellána,
Autor para correspondencia
javiergarciaabellan@hotmail.com

Autor para correspondencia.
, J. Matarredona Cataláb, A. Jaen Larrieub, I. Valencia Ramírezc
a Servicio de Medicina Interna, Hospital General Universitario de Elche, Elche, Alicante, España
b Servicio de Dermatología, Hospital General Universitario de Elche, Elche, Alicante, España
c Servicio de Anatomía Patológica, Hospital General Universitario de Elche, Elche, Alicante, España
Disponible módulo formativo: Volumen 109 - Número 5. Saber más
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
Tablas (1)
Tabla 1. Principales diferencias entre PEGA y NET
Texto completo
Sra. Directora:

Leímos con interés el artículo publicado por Horcajada-Reales et al.1, en Actas Dermo-Sifiliográficas en el cual se comunicaban 2 casos de formas solapadas entre la pustulosis exantemática generalizada aguda (PEGA) y la necrólisis epidérmica tóxica (NET). Nosotros hemos tenido la experiencia de un caso similar que nos gustaría compartir.

Tanto la PEGA como la NET, son 2 entidades bien definidas que se encuentran dentro del grupo de las toxicodermias graves. A pesar de que cada una tiene una presentación clínica característica, así como una patogenia, un pronóstico y un tratamiento distintos, pueden existir pacientes en los que la diferencia entre un proceso u otro sea difícil, y que pueden conducir a un diagnóstico clínico erróneo.

La PEGA es un cuadro cutáneo que habitualmente tiene buen pronóstico. Su instauración suele ser rápida y se caracteriza por la presencia de una erupción pustulosa, que cursa con fiebre y leucocitosis con neutrofilia. En la biopsia cutánea se aprecia una pústula subcórnea.

A diferencia de la PEGA, la NET suele afectar a mucosas y presenta fiebre y malestar generalizado que precede a la aparición del exantema eritemato-violáceo con despegamiento de la piel. La histopatología muestra necrosis epidérmica con apoptosis de los queratinocitos.

Nuestro caso trata de una mujer de 82 años, sin alergias conocidas, que ingresó en el hospital por fiebre de 39°C, elevación de cifras de transaminasas GGT (494U/l), FA (364U/l), GOT (91U/l) y GPT (99U/l), y un exantema violáceo de predominio en el tronco, con despegamiento de la piel en algunas zonas y signo de Nikolski positivo (figs. 1A y B).

Figura 1.

A y B) Áreas eritematovioláceas en la espalda, y signo de Nikolski positivo (flecha). C) Pústula subcórnea con abundantes neutrófilos (hematoxilina-eosina x200).

(0,46MB).

Dos semanas antes había presentado un cuadro de gastroenteritis aguda autolimitada que se trató con trimetoprima-sulfametoxazol. Entre sus antecedentes personales solo destacaba una dislipemia.

Ante la sospecha de infección de origen biliar se pautó tratamiento con piperacilina-tazobactam, en la colangio-resonancia magnética se apreció una mínima ectasia de vía biliar extrahepática. Los hemocultivos fueron negativos, en el urocultivo se aisló Enterococcus faecalis. Las serologías de VIH y hepatitis A, B y C fueron negativas.

Ante la sospecha de NET secundaria a sulfametoxazol o cotrimoxazol se pautaron corticoides (prednisona 60mg/día durante 5 días) e inmunoglobulinas intravenosas (1g/kg/día durante 2 días) con excelente respuesta clínica (resolución completa del cuadro en 8 días).

El estudio histológico reveló la presencia de pústulas subcórneas, con abundantes neutrófilos, siendo esta histología compatible con una pustulosis exantemática generalizada (fig. 1C).

Existe controversia acerca de que las reacciones cutáneas adversas graves a fármacos puedan combinarse entre sí. Aunque sean enfermedades diferentes pueden mostrar aspectos clínicos similares y algunos mecanismos fisiopatológicos pueden ser comunes.

La PEGA puede cursar con lesiones vesículo-ampollosas que simulan a una NET2. Asimismo hay formas de NET con pústulas o ampollas.

Hay descritos casos de pacientes que comenzaron como una PEGA y evolucionaron a una NET1. Otros casos, como el que se presenta, tienen una clínica de NET con histología de PEGA.

Existen publicados 17 casos, de los cuales la mayoría están relacionados con el uso de antibióticos1.

Las principales diferencias entre PEGA y NET se describen en la tabla 13.

Tabla 1.

Principales diferencias entre PEGA y NET

Variable  PEGA  NET 
Localización  Flexural  Generalizada 
Pústulas  Sí  No 
Nikolsky+  Raro  Frecuente 
Afectación mucosa  + mucosa oral  ++++ 
Fiebre  A veces  Frecuente y alta 
Analítica sanguínea  Neutrofilia  Neutropenia. Elevación de transaminasas 
Tiempo de latencia  Horas, días  2-3 semanas 
AP  Pústulas subcórneas  Necrosis epidérmica 
Tratamiento  Suspender el fármaco  Suspender el fármaco. Ig iv 
Recuperación  Quince días  3-6 semanas 
Mortalidad  Infrecuente  30% 

AP: anatomía patológica; NET: necrólisis epidérmica tóxica; PEGA: pustulosis exantemática generalizada aguda.

En cuanto a la patogenia4, parece claro que ambas son 2 reacciones de hipersensibilidad (RHS) tipo IV, que se diferencian en el tipo de linfocito T que activan. Inicialmente ambas presentan una fase de citólisis de queratinocitos producida por linfocitos TCD8. Posteriormente, ambas se diferencian tomando 2 vías específicas. Por un lado en la PEGA se activan linfocitos TCD4 que producen IL8, IL17 e IL36 que reclutan neutrófilos y llevan a la formación de pústulas (RHS tipo IVd)5.

Por otro lado, en la NET los linfocitos TCD8 liberan perforina y granzima B desencadenándose una apoptosis masiva de queratinocitos mediante la activación del receptor Fas/Fas-ligando y el factor de necrosis tumoral alfa (TNF) (RHS tipo IVc). Las últimas investigaciones se centran en la demostración de determinados antígenos leucocitarios humanos (HLA) fármaco-específicos, que predisponen a una susceptibilidad genética al desarrollo de NET en caso de ocurrir la combinación de un determinado alelo HLA con su fármaco específico5.

En el caso de las formas solapadas, es probable que ocurra una reacción de hipersensibilidad combinada entre las 2 anteriores.

En la mayoría de casos combinados la evolución clínica es de PEGA. Sin embargo algunos casos han cursado con lesiones cutáneas extensas, con afectación multiorgánica e incluso la muerte6.

El reconocimiento de estos casos es importante ya que dada su mayor gravedad deberían manejarse como una NET.

Bibliografía
[1]
C. Horcajada-Reales, A. Pulido-Pérez, R. Suárez-Fernández.
Toxicodermias graves: ¿existen las formas combinadas?.
Actas Dermosifiliogr, 107 (2016), pp. 23-33
[2]
J.L. Torregrosa-Calatayud, M. Victoria-Martínez a, J. García-Cadavia, V. Alegre de Miguel.
Pustulosis exantemática aguda generalizada con mucositis y dermatitis exfoliativa generalizada simulando una necrólisis epidérmica.
Piel, 30 (2015), pp. 198-200
[3]
S. Peermohamed, R.M. Haber.
Acute generalized exanthematous pustulosis simulating toxic epidermal necrolysis: A case report and review of the literature.
Arch Dermatol, 147 (2011), pp. 697-701
[4]
S. Van Hattem, G.I. Beerthuizen, S.H. Kardaun.
Severe flucloxacillin-induced acute generalized exanthematous pustulosis (AGEP), with toxic epidermal necrolysis (TEN)-like features: Does overlap between AGEP and TEN exist. Clinical report and review of the literature.
Br J Dermatol, 171 (2014), pp. 1539-1545
[5]
W. Hoetzenecker, M. Nägeli, E.T. Mehra, A.N. Jensen, I. Saulite, P. Schmid-Grendelmeier, et al.
Adverse cutaneous drug eruptions: Current understanding.
Semin Immunopathol, 38 (2016), pp. 75-86
[6]
S.M. Krishna, N. Malakouti, A.G. Ortega-Loayza, N.K. Brinster.
A rapidly progressive and fatal case of atypical acute generalized exanthematous pustulosis.
J Am Acad Dermatol, 71 (2014), pp. e89-e90
Copyright © 2017. AEDV
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?