Información de la revista
Vol. 104. Núm. 1.
Páginas 85-87 (Enero - Febrero 2013)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 104. Núm. 1.
Páginas 85-87 (Enero - Febrero 2013)
Carta científico-clínica
Acceso a texto completo
Exantema fijo medicamentoso múltiple probablemente inducido por ácido mefenámico
Multifocal Fixed Drug Eruption Probably Induced by Mefenamic Acid
Visitas
...
L. Pérez-Pérez??
Autor para correspondencia
lidiacomba@yahoo.com

Autor para correspondencia.
, J. García-Gavín, F. Allegue, A. Zulaica
Servicio de Dermatología, Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, Vigo, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Sr. Director:

El ácido mefenámico es un antiinflamatorio no esteroideo inhibidor de la ciclooxigenasa (COX) 1 y 2 que se comercializa en España con el nombre de Coslan® (Laboratorios Pfizer; Madrid, España). Este fármaco está indicado según ficha técnica para el tratamiento de «procesos dolorosos, manifestaciones inflamatorias y estados febriles de cualquier etiología, dismenorrea y menorragia de causa disfuncional, artritis reumatoide y gota aguda o crónica». Puede producir efectos secundarios cardiovasculares, genitourinarios, gastrointestinales, hepáticos, hematológicos, respiratorios y dermatológicos. El exantema fijo medicamentoso (EFM) es un efecto adverso cutáneo infrecuente de este fármaco, más aún en su forma múltiple1.

Una paciente de 36 años de edad sin antecedentes clínicos de interés, que únicamente realizaba tratamiento ocasional con ácido mefenámico (Coslan®, cápsulas de 250mg, una cada 8 horas) para la dismenorrea, acudió a nuestra consulta para valoración de 4 lesiones cutáneas que habían aparecido hacía meses. Refería que le producían esporádicamente sensación de ardor, sin otros síntomas acompañantes. En la exploración dermatológica se constató la presencia de 4 lesiones maculosas parduzco-grisáceas, redondeadas, bien definidas en su hombro y brazo derechos, muslo derecho y cadera izquierda, de 1,5 a 2cm de diámetro (fig. 1 A). Con la sospecha clínica de un exantema fijo medicamentoso se interrogó a la paciente acerca de la modificación de las lesiones con la ingesta del ácido mefenámico y refirió que, a pesar de que nunca lo había relacionado con el fármaco, sí apreciaba un empeoramiento de las mismas durante la menstruación. La paciente fue valorada de nuevo tras la ingesta del fármaco, comprobándose el empeoramiento de las lesiones (fig. 1 B). Se realizó una biopsia cutánea (fig. 2), que mostró la presencia de una dermatitis de interfase vacuolar con queratinocitos necróticos y un infiltrado inflamatorio de predominio linfohistiocitario con neutrófilos y eosinófilos; en la dermis papilar se observaba extravasación hemática. En función de los hallazgos clínicos e histopatológicos se estableció el diagnóstico de exantema fijo medicamentoso múltiple por ácido mefenámico. Las pruebas epicutáneas realizadas con la serie basal española recomendada por el Grupo de Investigación en Dermatitis y Alergia de Contacto y con Coslan® «tal cual» al 30% en vaselina en la piel sana y lesional resultaron negativas. Se recomendó suspender definitivamente el tratamiento con ácido mefenámico, apreciándose un progresivo aclaramiento de las lesiones cutáneas y una ligera hiperpigmentación residual a los 6 meses de la visita inicial.

Figura 1.

A. Lesiones maculosas parduzco-grisáceas, redondeadas, bien definidas en la cara antero-interna del brazo derecho, de 2cm de diámetro. B. Tras provocación oral se observa empeoramiento de las lesiones, que adquieren una coloración rojizo-violácea.

(0,07MB).
Figura 2.

Queratinocitos necróticos, dermatitis de interfase vacuolar, infiltrado inflamatorio de predominio linfohistiocitario con aislados eosinófilos y macrófagos cargados de hemosiderina. Hematoxilina-eosina 200X.

(0,22MB).

El EFM es una reacción cutánea caracterizada por el desarrollo de lesiones cutáneas y/o mucosas que aparecen en la misma localización después de la ingesta del fármaco causante. Habitualmente se manifiesta como una o varias lesiones maculosas hiperpigmentadas redondeadas, acompañadas muy raramente de síntomas sistémicos (fiebre, anorexia, malestar general, diarrea, náuseas)2. En algunos pacientes pueden observarse lesiones múltiples y generalizadas1,3,4. Una amplia variedad de fármacos pueden desencadenar este tipo de reacción, entre los que destacan los antibióticos (principalmente el cotrimoxazol), los anticonvulsivantes y los analgésicos5.

El ácido mefenámico es un derivado del ácido antranílico inhibidor de la síntesis de prostaglandinas que se ha descrito recientemente como inductor de EFM y se ha vinculado también al desarrollo de penfigoide ampolloso6, anafilaxia7, síndrome de Stevens-Johnson8 y dermatosis IgA lineal9.

A pesar de ser ampliamente utilizado en distintas disciplinas médicas, hasta la fecha se ha descrito un reducido número de casos de EFM inducidos por este fármaco1,4,10, algunos mostrando patrones clínicos menos comunes: lesiones multifocales dálmata-like1, lesiones reticuladas3 o lesiones similares a eritema multiforme4.

El diagnóstico se establece en función de la historia clínica y los hallazgos cutáneos característicos. La provocación oral con el fármaco causante es la prueba patrón oro para confirmar la sospecha clínica, como pudo observarse en el caso presentado. Como alternativa, la realización de pruebas epicutáneas en piel sana y sobre las lesiones constituye un método diagnóstico seguro y no invasivo. Sin embargo, la sensibilidad de esta prueba es variable y sus resultados pueden variar en función de la concentración y penetración de la sustancia testada, del vehículo empleado y del grosor de la piel en la localización elegida, por lo que un resultado negativo no descarta la entidad2.

Bibliografía
[1]
E. Rallis, D. Rigopoulos, V. Anyfantakis, O. Kalogirou, E. Christophidou, P. Papadakis, A. Katsambas.
«Dalmatian dog»-like skin eruption (two cases of multifocal fixed drug eruption induced by mefenamic acid).
J Eur Acad Dermatol Venereol, 19 (2005), pp. 753-755
[2]
A. Handisurya, K.B. Moritz, E. Riedl, C. Reinisch, G. Stingl, S. Wöhrl.
Fixed drug eruption caused by mefenamic acid: A case series and diagnostic algorithms.
J Dtsch Dermatol Ges, 9 (2011), pp. 374-378
[3]
N.R. Dar, S. Masood, S.A. Mustafvi.
Reticulated multifocal fixed drug eruption due to mefenamic acid - a new morphological pattern.
J Coll Physicians Surg Pak, 15 (2005), pp. 562-563
[4]
J.M. Sowden, A.G. Smith.
Multifocal fixed drug eruption mimicking erythema multiforme.
Clin Exp Dermatol, 15 (1990), pp. 387-388
[5]
A. Mahboob, T.S. Haroon.
Drugs causing fixed eruptions: A study of 450 cases.
Int J Dermatol, 37 (1998), pp. 833-838
[6]
A.N. Shepherd, J. Ferguson, M. Bewick, I.A. Bouchier.
Mefenamic acid-induced bullous pemphigoid.
Postgrad Med J, 62 (1986), pp. 67-68
[7]
M. Couto, C. Duarte, L. Geraldes, L. Inês, A. Malcata.
Anaphylaxis to mefenamic acid in a patient with new onset of systemic lupus erythematosus.
Allergol Immunopathol (Madr), 38 (2010), pp. 224-226
[8]
J.C. Chan, F.M. Lai, J.A. Critchley.
A case of Stevens-Johnson syndrome, cholestatic hepatitis and haemolytic anaemia associated with use of mefenamic acid.
Drug Saf, 6 (1991), pp. 230-234
[9]
K. Jin, H. Nakano, E. Akasaka, D. Rokunohe, S. Minakawa, S. Minagawa, et al.
Linear immunoglobulin A bullous dermatosis possibly induced by mefenamic acid.
J Dermatol, 37 (2010), pp. 269-271
[10]
C.C. Long, A.Y. Finlay, R. Marks.
Fixed drug eruption to mefenamic acid: A report of three cases.
Br J Dermatol, 126 (1992), pp. 409-411
Copyright © 2011. Elsevier España, S.L. y AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?