Información de la revista
Vol. 106. Núm. 8.
Páginas 693-695 (Octubre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 106. Núm. 8.
Páginas 693-695 (Octubre 2015)
CARTA CIENTÍFICO-CLÍNICA
DOI: 10.1016/j.ad.2015.02.013
Acceso a texto completo
Micosis fungoide con afectación cerebral como primera manifestación extracutánea
Cerebral Involvement as the First Extracutaneous Manifestation of Mycosis Fungoides
Visitas
...
A. de Quintana-Sanchoa,
Autor para correspondencia
adriandeq@gmail.com

Autor para correspondencia.
, E. Acebo-Mariñasa, J. Gardeazabal-Garcíaa, A. Aperribay-Esparzab
a Servicio de Dermatología, Hospital Universitario Cruces, Barakaldo, Vizcaya, España
b Servicio de Anatomía Patológica, Hospital Universitario Cruces, Barakaldo, Vizcaya, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (2)
Texto completo
Sr. Director:

La micosis fungoide (MF) representa el linfoma cutáneo más común. La probabilidad de afectación sistémica está en relación con la extensión de la enfermedad, siendo muy infrecuente en los estadios iniciales, donde suele seguir un curso clínico indolente. Sin embargo, el riesgo de afectación extracutánea a los 20 años tras el diagnóstico es de un 10% en pacientes con lesiones en placa generalizadas, y de un 35,5% en pacientes con lesiones tumorales1. Lo más habitual son las adenopatías regionales, pero cualquier órgano puede verse afectado, especialmente los pulmones, el bazo, el hígado y el tracto gastrointestinal2. La afectación del sistema nervioso central (SNC) es muy infrecuente, más aún en ausencia de afectación extracutánea.

Se trata de una mujer de 47 años con lesiones eritematodescamativas de 6 años de evolución, que tras 4 biopsias no concluyentes fue diagnosticada de MF estadio ib. Durante 4 años de seguimiento recibió tratamiento con corticoides tópicos potentes, PUVA, interferón y bexaroteno oral. En el último año desarrolló lesiones tumorales (fig. 1A), con presencia en sangre periférica de un 14% de células de Sézary (<1.000/μL) y TAC toracoabdominopélvica sin hallazgos relevantes (estadio iib). Se decidió aumentar la dosis de bexaroteno oral y realizar radioterapia local, con respuesta parcial. Una biopsia cutánea de una lesión tumoral de rápido crecimiento mostró transformación de célula grande (TCG) con positividad acusada para CD30 (fig. 1B-D), no presente en las biopsias previas. Escasos meses después la paciente refirió alteración de la memoria reciente, así como ánimo depresivo. En la exploración física se apreció nistagmo y dismetría, por lo que se realizó TAC cerebral urgente que descartó enfermedad aguda, y nueva TAC toracoabdominopélvica en la que tampoco se hallaron alteraciones significativas, pese a lo cual, se decidió ingreso hospitalario. En la RMN cerebral se apreció alteración difusa de la señal de la sustancia blanca, especialmente a nivel frontal (fig. 2A), compatible inicialmente con encefalitis infecciosa. El estudio del líquido cefalorraquídeo mostró pleocitosis linfocitaria T sin atipia, con cultivos negativos. Finalmente se realizó biopsia cerebral, que mostró una infiltración por linfoma T CD4+ CD8− (fig. 2 B y C) sin TCG y presencia de células CD30+ aisladas (fig. 2D). Inició tratamiento quimioterápico según protocolo BAM (carmustina, metotrexato y citarabina). Sin embargo, se produjo una progresión de la enfermedad, con aparición de lesiones metastásicas renales confirmadas mediante biopsia y múltiples nódulos pulmonares indicativos de metástasis. No se apreció TCG ni en tejido cerebral ni renal, por lo que en este caso en concreto se trató de un fenómeno localizado a nivel cutáneo. Desgraciadamente, la paciente falleció debido a una insuficiencia respiratoria aguda, 3 meses después de iniciarse la clínica neurológica.

Figura 1.

A: Micosis fungoide en fase tumoral. B: Detalle de la biopsia de una lesión tumoral en la que se aprecia un infiltrado linfoide difuso de célula grande en dermis (HE, ×400). C: Tinción inmunohistoquímica que demuestra predominio de linfocitos T CD4+ (CD4, ×400). D: Expresión del antígeno CD30 en las células del infiltrado linfoide (CD30, ×400).

(0,91MB).
Figura 2.

A: Alteración difusa de la señal de la sustancia blanca, especialmente a nivel frontal y periventricular (flechas). B: Biopsia de tejido cerebral que muestra un infiltrado linfoide de predominio perivascular (HE, ×200). C: Tinción inmunohistoquímica que pone de manifiesto el infiltrado linfocitario CD4+ en tejido cerebral (CD4, ×100). D: Expresión del antígeno CD30 en escasas células linfoides del tejido cerebral (CD30, ×40).

(0,8MB).

La afectación del SNC por MF, a diferencia de lo que sucede con otros linfomas cutáneos como el epidermotropo agresivo de células T CD8+, es excepcional, llegando a representar el 1,6% en una serie de 187 pacientes3. Sin embargo, se han hallado signos de afectación del SNC en el 11-14% de las autopsias de los pacientes fallecidos por MF4. La afectación meníngea sería lo más frecuente según algunos autores4, mientras otros afirman que lo más común sería la afectación cerebral intraparenquimatosa, pudiéndose dar ambas formas a la vez5. La proporción de varones:mujeres es de 4:1, y en la mayoría de los casos los síntomas aparecen entre 3 y 5 años tras el diagnóstico de MF5. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran la confusión y la depresión, asociadas a letargia y náuseas. La afectación de los nervios óptico y facial es también habitual, así como las alteraciones de la marcha. El pronóstico es infausto, con una media de supervivencia de 4,5 meses tras el diagnóstico5.

Con respecto a los factores de riesgo asociados a la afectación del SNC, Stein et al. demostraron en su serie que aquellos pacientes que tenían 2 o más de los siguientes 4 factores de riesgo: T3-T4, N3, M1 y B1, presentaban un riesgo del 15,6% de desarrollar afectación del SNC a los 10 años de seguimiento, en comparación con el 1,1% de los pacientes que tenían solo uno o ninguno de dichos factores6.

Hay apenas 10 casos en la literatura de pacientes con afectación del SNC por MF asociada a TCG5,7,8. Los pacientes con MF y TCG tienen una probabilidad del 5% de presentar afectación del SNC, en comparación con el 1,6% de los pacientes sin TCG8. Además, mientras los pacientes sin TCG suelen presentar síntomas extracutáneos previos a la afectación cerebral (ganglionar y/o visceral), algunos enfermos con TCG desarrollan las metástasis cerebrales sin haber presentado previamente síntomas extracutáneos, tal y como ocurrió en nuestro caso8. En estos pacientes sería recomendable la realización de una TAC cerebral anual8. En cuanto a la expresión de CD30, hay estudios que demuestran un mejor pronóstico en pacientes con TCG y CD30+9,10.

La afectación del SNC por MF es excepcional. Los pacientes con TCG pueden presentar un riesgo aumentado, en ocasiones sin haber presentado clínica extracutánea. Ante estos casos, sería recomendable la realización de pruebas radiológicas y estar alerta ante la posible aparición de síntomas neurológicos.

Bibliografía
[1]
E.C. De Coninck, Y.H. Kim, A. Varghese, R.T. Hoppe.
Clinical characteristics and outcome of patients with extracutaneous mycosis fungoides.
J Clin Oncol., 19 (2001), pp. 779-784
[2]
P.A. Bunn Jr., M.S. Huberman, J. Whang-Peng, G.P. Schechter, J.G. Guccion, M.J. Matthews, et al.
Prospective staging evaluation of patients with cutaneous T-cell lymphomas. Demonstration of a high frequency of extracutaneous dissemination.
Ann Intern Med, 93 (1980), pp. 223-230
[3]
D.K. Kaufman, T.M. Habermann, P.J. Kurtin, B.P. O’Neill.
Neurological complications of peripheral and cutaneous T-cell lymphomas.
Ann Neurol, 36 (1994), pp. 625-629
[4]
E.H. Epstein Jr., D.L. Levin, J.D. Croft Jr., M.A. Lutzner.
Mycosis fungoides: Survival, prognostic features, response to therapy, and autopsy findings.
Medicine (Baltimore), 51 (1972), pp. 61-72
[5]
N. Li, J.H. Kim, E.J. Glusac.
Brainstem involvement by mycosis fungoides in a patient with large-cell transformation: A case report and review of literature.
J Cutan Pathol., 30 (2003), pp. 326-331
[6]
M. Stein, N. Farrar, G.W. Jones, L.D. Wilson, L. Fox, R.K. Wong, et al.
Central neurologic involvement in mycosis fungoides: Ten cases, actuarial risk assessment, and predictive factors.
Cancer J., 12 (2006), pp. 55-62
[7]
S.L. Chua, J.F. Seymour, H.M. Prince.
Deafness from eighth cranial nerve involvement in a patient with large-cell transformation of mycosis fungoides.
Eur J Haematol., 64 (2000), pp. 340-343
[8]
B.A. Vu, M. Duvic.
Central nervous system involvement in patients with mycosis fungoides and cutaneous large-cell transformation.
J Am Acad Dermatol., 59 (2008), pp. S16-S22
[9]
M.F. Benner, P.M. Jansen, M.H. Vermeer, R. Willemze.
Prognostic factors in transformed mycosis fungoides: A retrospective analysis of 100 cases.
Blood., 119 (2012), pp. 1643-1649
[10]
S.O. Arulogun, H.M. Prince, J. Ng, S. Lade, G.F. Ryan, O. Blewitt, et al.
Long-term outcomes of patients with advanced-stage cutaneous T-cell lymphoma and large cell transformation.
Blood., 112 (2008), pp. 3082-3087
Copyright © 2014. Elsevier España, S.L.U. y AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
  • Material adicional
Herramientas
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.