Información de la revista
Vol. 96. Núm. 2.
Páginas 98-101 (Marzo 2005)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 96. Núm. 2.
Páginas 98-101 (Marzo 2005)
DOI: 10.1016/S0001-7310(05)73045-3
Acceso a texto completo
Linfoma de células T paniculítico
Panniculitic T-cell lymphoma
Visitas
...
María Rodríguez-Vázqueza, Mónica García-Arpaa, Francisco Martínb, Carmen Callec, Enrique Marchánd, Guillermo Romeroa, Pilar Cortinaa
a Unidad de Dermatolog??a. Complejo Hospitalario de Ciudad Real. Espa??a.
b Servicio de Anatom??a Patol??gica. Complejo Hospitalario de Ciudad Real. Espa??a.
c Servicio de Hematolog??a. Complejo Hospitalario de Ciudad Real. Espa??a.
d Servicio de Medicina Interna. Complejo Hospitalario de Ciudad Real. Espa??a
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (3)
Mostrar másMostrar menos
El linfoma subcutáneo de células T (LSCT) paniculítico es una rara variante agresiva de linfoma cutáneo de células T con menos de 100 casos descritos. El principal problema lo plantea su diagnóstico, ya que tanto la sintomatología como la histología pueden simular una paniculitis benigna. Se presenta el caso de un paciente varón de 34 años, que presentaba desde hacía 4 meses una placa indurada de aspecto esclerodermiforme en la cara anterior de muslo derecho, que posteriormente se acompañó de fiebre y síntomas constitucionales. Inicialmente fue diagnosticado de celulitis, pero no se observó mejoría clínica a pesar de la antibioticoterapia sistémica. Tras practicar dos biopsias cutáneas se diagnosticó de linfoma cutáneo de células T paniculítico. El paciente fue tratado con ocho ciclos de ciclofosfamida, adriamicina, vincristina y prednisona (CHOP) con resolución del cuadro.
Palabras clave:
linfoma subcutáneo, linfoma paniculítico, células T
Panniculitic T-cell lymphoma is a rare, aggressive variant of cutaneous T-cell lymphoma, with fewer than 100 cases described. The main problem is its diagnosis, as both the clinical and the histological features may simulate benign panniculitis. We present the case of a 34-year-old male patient, who had presented with an indurated plaque, sclerodermiform in appearance, on the front of the right thigh for 4 months, later accompanied by fever and constitutional symptoms. The initial diagnosis was cellulitis, but no clinical improvement was seen despite systemic antibiotic therapy. After two skin biopsies, the patient was diagnosed with panniculitic cutaneous T-cell lymphoma. The patient was treated with 8 cycles of CHOP chemotherapy, with resolution of the symptoms.
Keywords:
subcutaneous lymphoma, panniculitic lymphoma, T cells
Texto completo

INTRODUCCIÓN

El linfoma subcutáneo de células T (LSCT) paniculítico es una rara variante de linfoma cutáneo de células T citotóxicas. Afecta preferentemente al tejido celular subcutáneo, y simula una paniculitis. Se ha incluido como una entidad clinicopatológica provisional por la Revised European American Classification of Lymphoid Neoplasms (REAL) en 1994 y posteriormente ha sido incorporada en la clasificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como entidad propia1 .

No se tenía claro si esta clase de linfoma incluía una o varias características clinicopatológicas diferentes, pero a partir de la última reunión de la European Organization for Research and Treatment of Cancer (EORTC) en septiembre de 2004, se piensa que sólo hay un tipo bien definido. Todavía no se conoce cuál es el tratamiento más adecuado.

DESCRIPCIÓN DEL CASO

Un varón de 34 años, sin antecedentes de interés, presentó en julio de 2003 una lesión asintomática en cara anterior de muslo derecho, de crecimiento excéntrico y sin antecedentes de traumatismo o picadura. Un mes después, la lesión alcanzaba un gran tamaño, y se hizo dolorosa, asociándose a fiebre de 38 °C de predominio vespertino, escalofríos, sudoración profusa, pérdida de peso y astenia. Acudió a urgencias en varias ocasiones y fue tratado con doxiciclina (100 mg/12 h) durante 2 semanas, sin mejoría. En septiembre de 2003, con el diagnóstico de celulitis, se inició tratamiento con amoxicilina-ácido clavulánico (1 g/8 h), levofloxacino (500 mg/24 h) y antiinflamatorios no esteroideos. El paciente mejoró de su lesión cutánea y la fiebre se resolvió. Sin embargo, en octubre fue remitido a consultas de dermatología por el empeoramiento de la lesión cutánea. En la exploración física se observaba, en cara anterior de muslo derecho, una placa de unos 20 cm, indurada, con borde eritematoso activo, y centro marrón esclerodermiforme, con pérdida de vello que no fluctuaba ni crepitaba (fig. 1).

En las pruebas complementarias destacaba una leucopenia de 2.700/l (neutrófilos 1.200/l, linfocitos 1.000/l), con serie roja y plaquetas normales, así como una lactato deshidrogenasa de 638 U/l. Se realizó una biopsia cutánea, en la que se observó una paniculitis predominantemente lobulillar a expensas de un infiltrado mixto linfohistiocitario, y no se detectaron microorganismos con las técnicas de Giemsa, ácido peryódico de Schiff y Ziehl-Neelsen. Los cultivos de la biopsia cutánea para bacterias, hongos y micobacterias fueron negativos. Se realizó una segunda biopsia de una nueva lesión nodular eritematosa en cara anterior, de pierna izquierda aparecida 15 días después. En esta se observaba un infiltrado en el tejido celular subcutáneo, predominantemente lobulillar, compuesto por una población polimorfa que incluía principalmente linfocitos con atipia nuclear, núcleos hipercromáticos y contorno irregular, junto con células macrofágicas que contenían restos nucleares en sus citoplasmas. Se observaban abundantes figuras de mitosis y prominente cariorrexis (fig. 2). Llamaba la atención la disposición de los linfocitos atípicos que, junto con los restos nucleares, rodeaban a las vacuo-las lipídicas, formando un anillo alrededor de ellas (fig. 3). Las células linfocitarias neoplásicas expresaban CD43, CD3, CD8 y eran negativas para CD20, CD79 alfa, CD4, CD56 y CD30. El índice proliferativo era de alrededor del 25 %. El estudio molecular mediante reacción en cadena de la polimerasa de los genes del receptor de las células T no fue valorable. Los estudios de extensión fueron normales y en la médula ósea no se encontraron infiltraciones ni hemofagocitosis.

Con el diagnóstico de LSCT sin afectación de médula ósea se inició precozmente tratamiento quimioterápico con ciclofosfamida, adriamicina, vincristina y prednisona (CHOP). Tras ocho ciclos, el paciente presentaba buen estado general, la fiebre había remitido. No ha vuelto a tener nuevas lesiones de linfoma. La lesión inicial en cara anterior de muslo derecho remitió, dejando una atrofia residual, principalmente a expensas del tejido celular subcutáneo.

DISCUSIÓN

El LSCT es un linfoma no hodgkiniano de células T citotóxicas que afecta al tejido celular subcutáneo2,3 . Es una entidad poco frecuente con menos de 100 casos descritos, que representan menos del 1 % de todos los linfomas no hodgkinianos extraganglionares.

Normalmente, el LSCT afecta a adultos jóvenes entre 30 y 50 años, aunque se han descrito casos en ni-ños4,5 . Algo más de la mitad de los pacientes son mujeres. Clínicamente se manifiesta como nódulos o placas, únicos o múltiples, usualmente no ulcerados (80 %). Se localiza principalmente en miembros inferiores y con menor frecuencia en tronco, extremidades superiores y cara6-8 . Clínicamente puede simular un eritema nudoso o una paniculitis crónica inespecífica, celulitis e incluso puede manifestarse como una placa de alopecia en cuero cabelludo 9 . Las lesiones pueden regresar de forma espontánea o persistir. Hasta una tercera parte de los pacientes son diagnosticados erróneamente de paniculitis, lo que conlleva retrasos en el diagnóstico de hasta 14 años, a pesar de realizar múltiples biopsias cutáneas. Todo esto hace que se asocie a un peor pronóstico 10 . En algo menos de la mitad de los casos se asocia a síndrome constitucional. Se detecta citopenia en el 20 % y un aumento de transaminasas en el 10 %. Las adenopatías suelen aparecer en estadios finales. Lo mismo ocurre con la médula ósea que, si se encuentra afectada, generalmente por hemofagocitosis, implica un mal pronóstico con curso mortal 11 . Se ha descrito transformación leucémica del LSCT en un caso 12 .

Fig. 1.—Placa indurada de unos 20 cm en cara anterior de muslo derecho.

Fig. 2.—Infiltrado del tejido celular subcutáneo, predominantemente lobulillar, compuesto por una población polimorfa que incluye principalmente linfocitos atípicos, con núcleos hipercromáticos y contorno irregular, junto con células macrofágicas que contienen restos nucleares en sus citoplasmas. Se observan abundantes figuras de mitosis y prominente cariorrexis. (Hematoxilina-eosina, ×100.)

Fig. 3.—Llama la atención la disposición de los linfocitos atípicos que, junto con los restos nucleares, rodean a las adipocitos, formando un anillo alrededor de ellos. (Hematoxilina-eosina, ×200.)

El diagnóstico del LSCT es histológico. Puede ser difícil porque, en los estadios iniciales, no hay atipia y en las biopsias de larga evolución puede simular una paniculitis en resolución. Histológicamente en el LSCT se observa un infiltrado inflamatorio que afecta principalmente a los lobulillos grasos, compuesto por linfocitos T que muestran una marcada atipia, con núcleos grandes y cariorrexis. Es característico encontrar los linfocitos atípicos alrededor de los adipocitos necróticos formando un anillo. La mayor parte de los linfocitos atípicos expresan CD3, TIA-1 y CD8; ocasionalmente expresan CD4 y en pocos casos existe coexpresión CD8/CD4 o son ambos marcadores negativos. En el 50 % de los casos de LSCT en los que se han realizado estudios genotípicos se ha observado reordenamiento monoclonal del receptor de las células T6,7,13 .

Desde el punto de vista de la evolución el LSCT se clasificaba en dos subtipos diferentes. Un LSCT de curso indolente (82 %), parecido a una paniculitis histiocítica citofágica, con fenotipo de células T citotóxicas /, CD8+, CD56–, y supervivencia 5-10 años, y un LSCT de curso agresivo (18 %), fenotipo T citotóxico /, CD8–, CD56+, EBV+, con supervivencia de un año11,14,15 . Sin embargo, desde la última reunión de la EORTC en 2004, se considera sólo LSCT aquellos casos con fenotipo /, habitualmente CD3+, CD4–, CD8+, CD30–, CD56–, restringidos al tejido celular subcutáneo, en los que el síndrome hemofagocítico es poco frecuente y que, en general, presentan un curso indolente, con supervivencia a los 5 años del 80 %. El segundo subtipo de LSCT se engloba ahora dentro de un grupo aparte denominado linfomas T cutáneos /.

La localización subcutánea del infiltrado por sí misma no es una característica distintiva de este subtipo de linfoma. Puede observarse una sintomatología cutánea exactamente igual a la del LSCT en el grupo de linfomas T cutáneos / y en otros, como el linfoma de células natural killer /T (NK/T), linfoma T CD30+, linfoma de células B y micosis fungoide, entre otros16-18 . Entre ellos el diagnóstico diferencial debe realizarse principalmente con el linfoma NK/T y con el /. Son difíciles de distinguir de los LSCT porque a veces se superponen en las manifestaciones clínicas, en la histología y en las características inmunofenotípicas19,20 . Por otro lado, muchos pacientes que han sido diagnosticados de paniculitis histiocítica citofágica, son en realidad, verdaderos LSCT, ya que estas patologías se solapan21 . La paniculitis histiocítica citofágica es una verdadera paniculitis en la que se observa un infiltrado lobulillar de histiocitos y linfocitos T maduros junto a fenómenos de citofagocitosis, que se manifiestan como macrófagos «en bolsas de judías» (beanbags) . Según los diferentes autores, la paniculitis histiocítica citofágica podría ser un síndrome preneoplásico o un proceso reactivo a una enfermedad neoplásica, o bien que se trate de un linfoma de bajo grado al inicio y que puede evolucionar a un LSCT22-24 .

El tratamiento del LSCT es controvertido. En la serie de Weening et al3 , la mayor parte de los casos fueron tratados con quimioterapia obteniéndose remisiones completas en la mitad de los pacientes. Otros tratamientos realizados fueron radioterapia aislada o asociada a quimioterapia, con mejores respuestas, pero la diferencia no fue significativa por ser pequeño el número de pacientes. En los últimos años parece que los mejores resultados se han obtenido con tratamiento quimioterápico agresivo seguido de trasplante autólogo o alogénico de médula ósea25,26 . Este último está indicado en los casos con fenotipo agresivo y fenómeno de hemofagocitosis, actualmente incluidos en el grupo de linfomas T cutáneos /. La ciclosporina A también se ha propuesto como tratamiento coadyuvante en estos últimos casos con afectación de la médula ósea, con buenos resultados27 . El tratamiento de las formas menos agresivas debe ser quimioterápico, normalmente CHOP o variaciones del CHOP combinado o no con radioterapia28 .

Correspondencia:

María Rodríguez-Vázquez. Departamento de Dermatología. Hospital del Carmen. Ronda del Carmen, s/n. 13002 Ciudad Real. España. mrodvaz@yahoo.es

Recibido el 16 de julio de 2004. Aceptado el 27 de diciembre de 2004.

Bibliograf??a
[1]
The World Health Organization classification of neoplastic diseases of the haematopoietic and lymphoid tissues: repost of the clinical advisory committee meeting. Histopathology. 2000;36:69-86.
[2]
T-cell lymphoma involving subcutaneous tissue. A clinicopathologic entity commonly associated with hemophagocytic syndrome. Am J Surg Pathol. 1991;15:17-27.
[3]
Subcutaneous panniculitis T-cell lymphoma. An elusive case presenting as lipomembranous panniculitis and a review of 72 cases of literature. Am J Dermopathol. 2001;23:206-15.
[4]
Primary cutaneous T-cell lymphoma involving the cheek: an infant case with a unique clinicopathologic feature. Leuk Lymphoma. 1998;31:225-9.
[5]
Subcutaneous T-cell lymphoma presenting as panniculitis in children: report of two cases. Pediatr Pathol. 1994;14:595-608.
[6]
Subcutaneous panniculitis-like T-cell lymphoma: a clinicopathological, inmunophenotypic and molecular analysis of six patients. Br J Dermatol. 2003;148:516-25.
[7]
Subcutaneous T-cell lymphoma: a clinical, histopathologic, and immunohistochemical study of six cases. J Cutan Pathol. 1994;21:110-7.
[8]
Cutaneous lymphomas other than mycosis fungoides in Singapore: a clinicopathological analysis using recent classification system. Br J Dermatol. 2003;149:542-53.
[9]
Panniculitis-like T-cell lymphoma clinically manifested as alopecia. Br J Dermatol. 2002;147:785-8.
[10]
Subcutaneous panniculitis-like T-cell lymphoma. Clin Lymphoma. 2002;3:181-3.
[11]
Clinicopathologic differences between 22 cases of CD56-negative and CD56-positive subcutaneous panniculitis-like lymphoma in Japan. Hum Pathol. 2004;35:231-9.
[12]
Subcutaneous T-cell lymphoma with associated hemophagocytic syndrome and terminal leukemic transformation. J Am Acad Dermatol. 1996;34:904-10.
[13]
Subcutaneous panniculitis-like T-cell lymphoma. Am J Surg Pathol. 1998; 22:881-93.
[14]
Distinct subtypes of subcutaneous T-cell lymphoma. Arch Dermatol. 1994;130:1073.
[15]
Subcutaneous T-cell lymphoma. Report of two additional cases and further observations. Arch Dermatol. 1993;129:1171-6.
[16]
CD30-positive multilobated peripheral T-cell lymphoma primarily involving the subcutaneous tissue. Am J Dermatopathol. 1997;19:284-8.
[17]
A case of intravascular large B-cell lymphoma mimicking erythema nodosum: the importance of multiple skin biopsies. J Cutan Pathol. 2000;27: 413-8.
[18]
Subcutaneous mycosis fungoides. Arch Dermatol. 1978;114:1326-8.
[19]
Subcutaneous panniculitis-like T-cell lymphoma: further evidence for a distinct neoplasm originating from large granular lymphocytes of T/NK phenotype. J Cutan Pathol. 1998;25: 394-400.
[20]
Extranodal NK/T-cell lymphoma with extensive subcutaneous involvement, mimicking subcutaneous panniculitis-like T cell lymphoma. Int J Dermatol. 2002;41:919-21.
[21]
Cytopahgic histiocitic panniculitis and subcutaneous panniculitis-like T-cell lymphoma. Arch Dermatol. 2000;136:889-96.
[22]
Cytophagic panniculitis and B-cell lymphoma. J Am Acad Dermatol. 1985;13:882-5.
[23]
Subcutaneous panniculitic T-cell lymphoma. Int J Dermatol. 1996;35:1-8.
[24]
Panniculitis. Part II. Mostly lobular panniculitis. J Am Acad Dermatol. 2001;45: 325-61.
[25]
Successful treatment of a patient with subcutaneous panniculitis-like T-cell lymphoma with high-dose chemotherapy and total body irradiation. Eur J Haematol. 2003;70:413-6.
[26]
Subcutaneous panniculitis-like T-cell lymphoma: complete remission with fludarabine. Ann Hematol. 2003;82:247-50.
[27]
Subcutaneous panniculitic T-cell lymphoma in children: response to combination therapy with cyclosporine and chemotherapy. J Am Acad Dermatol. 2004;50:18-22.
[28]
Subcutaneous T-cell lymphoma. Dermatol online J. 2003;9:42.
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
  • Material adicional
Herramientas
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.