Información de la revista
Vol. 110. Núm. 2.
Páginas 91 (Marzo 2019)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 110. Núm. 2.
Páginas 91 (Marzo 2019)
Comentarios Editoriales
DOI: 10.1016/j.ad.2018.10.012
Acceso a texto completo
La teledermatología, un puente que construir entre primaria y especializada
Teledermatology: A Tool to Bridge the Gap Between Primary and Specialized Care
Visitas
...
G. Romero-Aguilera
Autor para correspondencia
gromeroa@gmail.com

Autor para correspondencia.
, J.A. Garrido-Martin
Servicio de Dermatología, Hospital General Universitario de Ciudad Real, Ciudad Real, España
Contenido relaccionado
Actas Dermosifiliogr. 2019;110:146-5210.1016/j.ad.2018.09.004
G. González-López, M.Á. Descalzo-Gallego, S. Arias-Santiago, A. Molina-Leyva, Y. Gilaberte, P. Fernández-Crehuet, H. Husein-El Ahmed, A. Viera-Ramírez, P. Fernández-Peñas, R. Taberner, I. García-Doval, A. Buendía-Eisman
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Texto completo

Es notoria la falta de información acerca de la actividad ambulatoria de la atención especializada en España. De ahí la importancia de realizar estudios como el valioso DIADERM, que analiza la práctica de la dermatología en España1,2. Aceptaron participar 80 dermatólogos durante 6 días en 2016. Extrapolando el número de consultas a las que realizan el global de dermatólogos en España, suponen 621.000 consultas/mes, 7,46 millones al año, un 16% de la población española en ese año. De esas consultas, un 68% son del sector público y un 32% del privado. Las cifras millonarias son similares a las publicadas en EE.UU.3 o Reino Unido4, que calculan que un 25% de la población consulta al médico cada año por una enfermedad cutánea.

El estudio DIADERM2 muestra que, en la medicina privada en España, donde el paciente puede elegir, prefiere acceder directamente al dermatólogo. Apenas un 7% de pacientes son remitidos al dermatólogo desde los servicios de atención primaria (AP) del sector privado. Por el contrario, en el público, donde el acceso directo está vedado, la AP ejerce el papel de filtro modulando el acceso. Se ha escrito mucho sobre la conveniencia de uno u otro modelo, acceso directo o filtro por AP.

Especialmente revelador es el debate suscitado en 2012 en el BMJ4,5, donde la teledermatología (TD)6 aparece como una respuesta a las necesidades de mejora de la formación y tutorización del médico de primaria para poder ejercer su papel en ese modelo. Precisamente es en los flujos por telemedicina, poco desarrollados en el primer artículo1, donde los autores ponen el foco en el análisis publicado en este número de Actas2. Si bien en 2014, más del 25% de los centros del sector público, en especial los más potentes, tenían sistemas de TD activos7, llama la atención que en el estudio DIADERM solo un 1,2% de las consultas dermatológicas son teleconsultas (IC 95%: 0,4-3,7%). Y no es porque el uso de la TD en medicina privada sea aún residual, pues el 36% de la TD se realizan en el ámbito privado frente a un 30% de consultas presenciales2.

Viendo el mapa de distribución por CC.AA.2,7, el uso de la TD está extendido, pero los volúmenes de utilización son aún escasos. Por tanto, las ventajas que supone la TD8 de priorización de cáncer y urgencias, mejora de acceso a pacientes mayores o discapacitados, y formación/coordinación con AP están subutilizados en España.

Los estudios muestran que la TD es un área emergente2,7, hay pues que seguir midiendo su implantación, y velando para que se haga de forma adecuada siguiendo las recomendaciones de la AEDV9.

Bibliografía
[1]
A. Buendía-Eisman, S. Arias-Santiago, A. Molina-Leyva, Y. Gilaberte, P. Fernández-Crehuet, H. Husein-ElAhmed, et al.
Análisis de los diagnósticos realizados en la actividad ambulatoria dermatológica en España: muestreo aleatorio nacional DIADERM.
Actas Dermosifiliogr, 109 (2018), pp. 416-423
[2]
G. González-López, M.A. Descalzo-Gallego, S. Arias-Santiago, A. Molina-Leyva, Y. Gilaberte, P. Fernández-Crehuet, et al.
Derivación de pacientes en consulta de dermatología y de teledermatología en España. Estudio DIADERM.
Actas Dermosifiliogr, 110 (2019), pp. 146-152
[3]
H.W. Lim, S.A.B. Collins, J.S. Resneck Jr., J.L. Bolognia, J.A. Hodge, T.A. Rohrer, et al.
The burden of skin disease in the United States.
J Am Acad Dermatol, 76 (2017), pp. 958-972
[4]
A.G. Zermansky.
If everybody's somebody, then no one's anybody.
BMJ, 345 (2012), pp. e6590
[5]
J. Rees.
The UK needs office dermatologists.
BMJ, 345 (2012), pp. e6006
[6]
R.J. Motley.
Teledermatology is the answer.
BMJ, 345 (2012), pp. e6593
[7]
G. Romero, D. de Argila, L. Ferrandiz, M.P. Sanchez, S. Vaño, R. Taberner, et al.
Modelos de práctica de la teledermatología en España. Estudio longitudinal 2009-2014.
Actas Dermosifiliogr, 109 (2018), pp. 624-630
[8]
G. Romero-Aguilera, L. Ferrandiz, D. Moreno-Ramirez, G. Romero-Aguilera, L. Ferrandiz, D. Moreno-Ramírez.
Teledermatología urbana: concepto, ventajas y desventajas.
Actas Dermosifiliogr, 109 (2018), pp. 471-475
[9]
D. Moreno-Ramirez, G. Romero-Aguilera, P. Pasquali, S. Vaño, L. Ríos-Buceta, J. Malvehy, et al.
Posicionamiento de la Academia Española de Dermatología y Venereología sobre la teledermatología.
Actas Dermosifiliogr, 109 (2018), pp. 4-5
Copyright © 2018. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?