Información de la revista
Vol. 95. Núm. 2.
Páginas 133-134 (Marzo 2004)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 95. Núm. 2.
Páginas 133-134 (Marzo 2004)
Acceso a texto completo
Embolia cutis medicamentosa en un lactante por inmunización con DTP
Embolia cutis medicamentosa in an infant caused by DTP immunization
Visitas
...
Jorge Ingelmoa, Antonio Torreloa, Antonio Zambranoa
a Servicio de Dermatolog??a. Hospital del Ni??o Jes??s. Madrid. Espa??a.
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (1)
La embolia cutis medicamentosa es una necrosis cutánea con patrón livedoide relacionada con el uso de inyecciones intramusculares. Su evolución suele ser favorable, pero existe la posibilidad de complicaciones importantes. Se presenta un caso de embolia cutis medicamentosa en un varón de 2 meses de edad tras la vacunación simple bacteriana DTP (difteria, tos ferina, parotiditis). Pese a que la vacunación intramuscular con DTP es una práctica virtualmente universal, la aparición de embolia cutis medicamentosa en relación con DTP es excepcional.
Palabras clave:
embolia cutis medicamentosa, síndrome de Nicolau, dermatitis livedoide, vacunación por DTP
Embolia cutis medicamentosa (ECM) is a skin necrosis with a livedoid pattern, related to the use of intramuscular injections. Its evolution is usually favorable, but significant complications may occur. We present a case of ECM in a two-month-old male following DTP vaccination. Despite the fact that intramuscular DTP vaccination is a nearly universal practice, DTP-related ECM is exceptional.
Keywords:
embolia cutis medicamentosa, Nicolau syndrome, livedoid dermatitis, DTP vaccination
Texto completo

INTRODUCCION

La embolia cutis medicamentosa se define como una entidad que cursa con necrosis cutánea, subcutánea y a veces muscular con patrón livedoide, que se desarrolla poco tiempo después de una inyección intramuscular. Presentamos un caso de embolia cutis medicamentosa en relación con la vacunación con DTP (difteria, tétanos y tos ferina) en un lactante.

DESCRIPCION DEL CASO

Un varón de 2 meses de edad, sin antecedentes personales de interés, presentó, inmediatamente después de la primera dosis de vacunación intramuscular con DTP, una induración con palidez y posterior eritema en el muslo izquierdo, alrededor de la zona de inyección. Esta lesión se acompañó de un intenso dolor. El paciente es traído a consulta 3 días después por persistencia de la lesión en la zona periférica a la inyección. En la exploración física se apreció una placa purpúrica indurada de aproximadamente 3 x 4 cm en la cara anterior del muslo izquierdo (fig. 1). El resto de la exploración física fue normal. Se practicó estudio analítico que consistió en hemograma, velocidad de sedimentación, estudio de coagulación y bioquímica sérica (incluyendo GOT, GPT, GGT, LDH y CPK), que mostraron valores dentro de la normalidad.

Fig. 1.--Placa indurada y purpúrica en el muslo izquierdo 4 días después de la inyección.

Seis días después de la inyección, la placa purpúrica evolucionó a una úlcera necrótica con un reborde inflamatorio, que se siguió de una escara necrótica adherente. Se aplicó tratamiento tópico con mupirocina 2 veces al día. A los 20 días de la vacunación, se practicó desbridamiento de la escara necrótica, que condujo 15 días después a la curación completa de la úlcera, con cicatrización y leve pérdida de sustancia.

El paciente fue vacunado a los 3 meses de vida contra poliomielitis y meningitis por Haemophilus por vía intramuscular en el muslo derecho, sin que se produjeran efectos adversos.

DISCUSION

La embolia cutis medicamentosa fue descrita en los años 1920 por Freudenthal1 y Nicolau2 en relación con la inyección intramuscular de las sales de bismuto para el tratamiento de la sífilis. Posteriormente se relacionó con antirreumáticos (fenilbutazona), anestésicos locales (lidocaína), antihistamínicos (difenhidramina), corticoides (triamcinolona), vitamina B (cianocobalamina), antibióticos (sulfonas), penicilina benzatina, penicilina G procaína, gentamicina, compuestos de quinina, fenobarbital, mezcla de sedantes (meperidina, prometazina y clorpromazina), interferón alfa recombinante y diclofenaco3-5.

Desde el punto de vista clínico, la embolia cutis medicamentosa cursa con un dolor agudo e intenso durante la inyección intramuscular, seguido de la formación de una placa livedoide que evoluciona a placa reticulada y violácea poco tiempo después, para terminar en una necrosis cutánea localizada en el sitio de punción que se resuelve con una cicatriz atrófica3-5. Como hallazgos ocasionales de laboratorio, puede encontrarse en algunos casos un incremento de GOT, GPT, CPK y LDH3. En la histopatología se han descrito necrosis cutánea y trombosis de vasos de mediano o pequeño calibre en la dermis6. Las complicaciones son raras, pero pueden ir desde una necrosis extensa (cutánea y/o muscular) hasta la muerte, pasando por una isquemia transitoria del miembro afectado que puede requerir amputación, y por complicaciones neurológicas que suelen ser transitorias (hipoestesia, paraplejía o incompetencia de esfínteres)2,3,5-7.

En cuanto a la patogenia de la embolia cutis medicamentosa8-10 se han formulado diversas hipótesis, aunque la más plausible implica un origen vascular basado en tres posibles mecanismos. El primero sería que la inyección intramuscular provocase una lesión intraarterial, periarterial o perinerviosa con dolor local intenso, y posterior formación de un vasospasmo secundario por estimulación nerviosa simpática con la subsiguiente isquemia que causaría una necrosis cutánea y/o muscular. El segundo consiste en la inyección intraarterial accidental de soluciones para uso intramuscular que ocasionaría una oclusión embólica de los pequeños vasos, que desencadenaría la necrosis. En el tercer mecanismo se produciría una intensa inflamación causada por la inyección vascular o perivascular que originaría una necrosis de la íntima con destrucción de la pared arterial y la consiguiente necrosis.

El tratamiento de la embolia cutis medicamentosa suele ser conservador8, basado en la desinfección local y antibióticos tópicos. Se han ensayado distintos tratamientos en modelos experimentales como bloqueo nervioso simpático11, anticoagulantes, arteriotomía y extracción del émbolo4. En adultos se ha probado la combinación con vasodilatadores (nifedipino o parches de nitroglicerina), antiagregantes (dipiridamol) y anticoagulantes (heparina)8.

La embolia cutis medicamentosa es una entidad rara en niños4 a pesar de que la práctica de inyecciones intramusculares para las inmunizaciones es prácticamente universal. De hecho, sólo se ha descrito un caso asociado a vacunaciones intramusculares en un lactante5. En estos casos, es difícil comprobar la eficacia real de la inmunización administrada y, por otra parte, el calendario vacunal debe cumplirse rigurosamente con posteriores inmunizaciones por vía intramuscular. Dado que la embolia cutis medicamentosa no parece guardar relación con el medicamento administrado y no induce recurrencias4, en los lactantes con embolia cutis medicamentosa debe reanudarse de forma normal el calendario vacunal5. Para prevenir la aparición de esta complicación es recomendable aspirar la jeringa tras la inyección y retirarla inmediatamente si aparece dolor intenso o palidez en la zona de punción4.

Bibliograf??a
[1]
Lokales embolisches Bismugenol Exanthem, Sitzungsbericht des Schlesischen Dermatologischen Gessellschaft vom 24 November, 1923. Geschlechtskr 1924;11:400.
[2]
Dermite liv??do??de et gangr??neuse de la fesse cons??cutive aux injections intramusculaires de la syphilis. Ann V??nereol Mal Venereol 1925;20:321.
[3]
Aseptic necrosis after intramuscular injection (embolia cutis medicamentosa). En: Cutaneous side effects of drugs. Piladelphia: WB Saunders, 1988; p. 364-9.
[4]
What syndrome is this? Nicolau syndrome. Pediatr Dermatol 1995;12:187-90.
[5]
Livedoid skin necrosis (Nicolau s??ndrome) due to triple vaccine (DTP) inyection. Br J Dermatol 1997;137:1030-1.
[6]
Didofenac-induced isolated myonecrosis and the Nicolau syndrome. Ann Intern Med 1992;117:1058.
[7]
Das Nicolau-Syndrom bei Kindem (The Nicolau syndrome in children). Z Kinderchir 1981; 32:367-30.
[8]
Livedo-like dermatitis (Nicolau's syndrome): A review of three cases. Dermatology 1996;193:368-71.
[9]
Complications des injections intramusculaires. M??d Hyg 1995;53:522-5.
[10]
Local skin necroses after intramuscular injection-Experimental animal studies. Arch Dermatol Res 1977;258:281-8.
[11]
Accidental intra-arterial injection of penicillin. Am J Dis Child 1966;111:552-6.
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas
es

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?