Información de la revista
Vol. 106. Núm. 8.
Páginas 658-665 (Octubre 2015)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
...
Vol. 106. Núm. 8.
Páginas 658-665 (Octubre 2015)
ORIGINAL
DOI: 10.1016/j.ad.2015.05.006
Acceso a texto completo
Colgajo en espiral logarítmica para defectos circulares u ovalados en superficie lateral y ala nasal. Una serie de 15 casos
Logarithmic Spiral Flap for Circular or Oval Defects on the Lateral Surface of the Nose and Nasal Ala: A Series of 15 Cases
Visitas
...
E. Moreno-Artero, P. Redondo
Autor para correspondencia
predondo@unav.es

Autor para correspondencia.
Departamento de Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología, Clínica Universidad de Navarra, Pamplona, Navarra, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Figuras (8)
Mostrar másMostrar menos
Tablas (1)
Tabla 1. Características de los pacientes
Resumen
Introducción

Para cerrar defectos cutáneos secundarios a cirugía oncológica en la pirámide nasal se han descrito un elevado número de colgajos, entre los que destacan los de rotación y transposición. El colgajo en espiral logarítmica se considera una variante del colgajo de rotación.

Materiales y métodos

Presentamos una serie de 15 pacientes con diferentes tipos de neoplasias cutáneas en la pirámide nasal en los que el defecto cutáneo tras la exéresis mediante cirugía controlada al microscopio fue reconstruido mediante diferentes opciones de colgajo en espiral logarítmica. En el diseño del colgajo existen 3 aspectos esenciales: iniciar el pedículo en el borde superior o inferior de la herida, procurar que la anchura del extremo distal sea equivalente al diámetro vertical del defecto y aumentar progresivamente el radio desde el extremo distal del colgajo hasta su base.

Resultados

Los resultados estético y funcional tras la reconstrucción quirúrgica fueron adecuados, y ningún paciente requirió tratamientos adicionales para mejorar el aspecto de la cicatriz.

Conclusión

El colgajo en espiral logarítmica es útil en el cierre de defectos con morfología circular u ovalada localizados en el ala y lateral nasal, y se diseña desde uno de los bordes de la herida como un pedículo que, a modo de espiral, va aumentando progresivamente su radio. Proponemos el colgajo en espiral logarítmica como una opción excelente por un buen resultado estético en el cierre de defectos circulares u ovalados de la pirámide nasal.

Palabras clave:
Cirugía
Cáncer cutáneo
Colgajo en espiral logarítmica
Colgajo de rotación
Colgajo de transposición
Abstract
Introduction

A large number of flaps, particularly rotation and transposition flaps, have been described for the closure of skin defects left by oncologic surgery of the nose. The logarithmic spiral flap is a variant of the rotation flap.

Materials and methods

We present a series of 15 patients with different types of skin tumor on the nose. The skin defect resulting from excision of the tumor by micrographic surgery was reconstructed using various forms of the logarithmic spiral flap. There are 3 essential aspects to flap design: commencement of the pedicle at the upper or lower border of the wound, a width of the distal end of the flap equal to the vertical diameter of the defect, and a progressive increase in the radius of the spiral from the distal end of the flap to its base.

Results

The cosmetic and functional results of surgical reconstruction were satisfactory, and no patient required additional treatment to improve scar appearance.

Conclusion

The logarithmic spiral flap is useful for the closure of circular or oval defects situated on the lateral surface of the nose and nasal ala. The flap initiates at one of the borders of the wound as a pedicle with a radius that increases progressively to create a spiral. We propose the logarithmic spiral flap as an excellent option for the closure of circular or oval defects of the nose.

Keywords:
Surgery
Nonmelanoma skin cancer
Logarithmic spiral flap
Rotation flap
Transposition flap
Texto completo
Introducción

Para la reconstrucción de defectos circulares u ovalados de pequeño tamaño que asientan en la pirámide nasal existen varias opciones quirúrgicas. Entre ellas, destacan la cicatrización por segunda intención, el cierre primario, los injertos de piel parcial o total, los colgajos de transposición lobulados y geométricos, y los colgajos de rotación. Dentro de estos últimos se encuentran los colgajos en espiral.

El colgajo en espiral logarítmica se diseña desde uno de los bordes de la herida como un pedículo que, a modo de espiral, va aumentando progresivamente su radio.

Materiales y métodos

Presentamos una serie de 15 pacientes con diferentes tipos de neoplasias cutáneas en la pirámide nasal que fueron extirpadas mediante cirugía controlada al microscopio a lo largo de un intervalo de tiempo que abarca desde enero de 2011 a enero de 2015 (tabla 1). El defecto cutáneo resultante fue reconstruido mediante colgajos en espiral logarítmica. Cinco de los pacientes eran mujeres, y 10, varones; la media de edad fue de 57 años.

Tabla 1.

Características de los pacientes

Característica  Valor 
Mujeres: varones  5:10 
Edad media (intervalo)  57 (31-84) 
Diagnóstico
Carcinoma basocelular  12 
Carcinoma espinocelular 
Tamaño medio del defecto quirúrgico en mm (intervalo)  10 (8-13) 
Localización del defecto
Ala nasal (anterior:medio:posterior)  8 (1:6:1) 
Surco alar (anterior:medio:posterior)  7 (1:4:2) 
Pedículo superior
Rotación lateral 
Rotación medial 
Pedículo inferior
Rotación lateral 
Rotación medial 
Técnica quirúrgica

Lo más importante es un correcto dibujo del colgajo, que debe abarcar aproximadamente la mitad del perímetro de una teórica circunferencia. El pedículo puede ser superior o inferior, cada uno de los cuales puede tener, a su vez, rotación medial, es decir, paralela al dorso nasal, o lateral, esto es, perpendicular al dorso nasal (fig. 1).

Figura 1.

Pedículo superior: A) Rotación lateral. B) Rotación medial. Pedículo inferior: C) Rotación lateral. D) Rotación medial.

(0,08MB).

Para defectos circulares, el primer paso consiste en trazar los ejes vertical y horizontal del defecto, que tienen la misma longitud (X). En segundo lugar, se dibuja la tangente al borde superior del defecto, que será paralela al eje horizontal. A continuación, se prolonga el eje vertical hacia arriba o hacia abajo, según el diseño del pedículo. De esta manera, para poder diseñar la espiral se necesitan 3 puntos: el primero es el punto de corte entre el eje vertical y el borde inferior del defecto; el segundo, el punto en la tangente a 1,15X del eje vertical; el tercero, el punto en la prolongación del eje vertical, situado a 1,3X del borde superior del defecto (figs. 2 y 3).

Figura 2.

A) Se trazan los ejes vertical y horizontal del defecto, que tienen la misma longitud (X). B) Se dibuja una recta tangente al borde superior del defecto que sea paralela al eje horizontal y se prolonga el eje vertical del defecto. C) Se marca un punto de corte entre el eje vertical y el borde inferior del defecto. D) El segundo punto se sitúa en la tangente a 1,15X del eje vertical. E) Se dibuja el tercer punto de corte en la prolongación del eje vertical, a 1,3X del borde superior del defecto. F) A partir de esetos tres puntos, se diseña la espiral logarítmica.

(0,17MB).
Figura 3.

Mismo diseño que en la figura anterior con dibujo del colgajo partiendo de otro punto de inicio.

(0,06MB).

Una vez hecho el diseño, el colgajo se labra en el plano subcutáneo, y el extremo distal se rota sobre sí mismo, cubriendo el defecto. Se da un punto subcutáneo con Dexon® de 4/0 o 5/0 desde la parte proximal del pedículo hasta la mitad de la semicircunferencia diseñada. Debe evitarse suturar la punta del colgajo para no comprometer su vascularización. A continuación, se procede a suturar mediante seda de 6/0 el defecto que resta, desplazando el colgajo y aproximándolo a la piel periincisional (figs. 4-8).

Figura 4.

A) Carcinoma basocelular en el ala nasal izquierda. B) Diseño de un colgajo en espiral logarítmica de pedículo superior. C) Colgajo labrado en el plano subcutáneo. D) Tras la rotación medial del colgajo, este se sutura mediante Dexon® de 4/0 y seda de 6/0. Se observa una pequeña área cruenta cóncava que cicatrizará correctamente en pocos días por segunda intención. E) Resultado a las 24h. F) Aspecto a los 6 meses.

(1,32MB).
Figura 5.

A) Carcinoma basocelular en el lateral nasal. B) Colgajo en espiral logarítmica de pedículo superior. C) Defecto de morfología ovalada en el ala nasal. D) El colgajo se labra en un plano profundo. E) Rotación medial del colgajo, paralela al dorso nasal, y sutura con Dexon® de 4/0 y seda de 6/0. F) Resultado a las 24h.

(1,36MB).
Figura 6.

A) Carcinoma basocelular en el lateral nasal. B) Defecto circular y dibujo de un colgajo en espiral logarítmica de pedículo superior. C) Rotación lateral del colgajo, perpendicular al dorso nasal. D y E) Apariencia al año.

(0,76MB).
Figura 7.

A) Carcinoma basocelular en el lateral nasal. B) Defecto circular. C) Rotación medial del colgajo, paralela al dorso nasal. D) Sutura mediante Dexon® de 4/0 y seda de 6/0. E) Resultado a las 24h. F) Aspecto a los 2 meses.

(1,08MB).
Figura 8.

A) Carcinoma basocelular en el lateral nasal. B) Colgajo de pedículo superior labrado en el plano subcutáneo. C) Colgajo rotado perpendicularmente al dorso nasal. D) Resultado a los 8 meses.

(0,88MB).
Resultados

El resultado cosmético tras la reconstrucción quirúrgica fue adecuado, y ningún paciente requirió tratamientos adicionales para mejorar el aspecto de la cicatriz. Asimismo, la función respiratoria fue conservada en todos ellos (figs. 4-8). Como principal limitación, un paciente presentó una mínima retracción del ala tras la cirugía debido a que el pedículo se inició en la cara medial del defecto y no en el borde inferior o superior de este. En algunos pacientes se dejó una pequeña área cruenta central en el punto de máxima tensión para evitar el compromiso vascular del tejido desplazado, que cicatrizó correcta y espontáneamente en pocos días (figs. 4 y 5).

Discusión

El cierre primario vertical es una opción adecuada en la reconstrucción de defectos de pequeño tamaño en el ala nasal; sin embargo, no lo es cuando se trata de lesiones de mayor extensión debido a la alta probabilidad de tracción del ala y posterior asimetría. Aunque la curación por segunda intención produce resultados aceptables en áreas cóncavas de la pirámide nasal, en áreas convexas puede originar una cicatriz hipertrófica al traccionar del ala que genera asimetría1. Pipitone y Gloster proponen la combinación del cierre primario parcial y la cicatrización por segunda intención como posibilidad en la reconstrucción de defectos del ala nasal2.

Los injertos de piel en el ala nasal presentan generalmente peores resultados cosméticos, con defectos de cicatrización o edema persistente. De hecho, de una serie de 168 pacientes con defectos de pequeño tamaño en el ala nasal que fueron reconstruidos con injertos de piel total, 93 tuvieron que ser retocados para mejorar el aspecto de la cicatriz: 67 mediante infiltración con acetónido de triamcinolona, 14 combinando infiltraciones de triamcinolona y láser, y 12 solo con láser3.

Los colgajos de transposición de Limberg y Dufourmentel son útiles para cubrir defectos geométricos romboidales, pero no tanto en los redondos u ovalados. Los colgajos digitiformes o lobulados que trasponen la piel adyacente producen con frecuencia abultamientos con un efecto «trampilla» muy antiestético4.

Los colgajos en espiral son una modificación de los de rotación que permiten mejorar los resultados funcionales y cosméticos. Humphreys propone la reconstrucción de defectos de pequeño tamaño en el ala nasal mediante un colgajo en espiral en el que la incisión se realiza a lo largo del surco nasal, lo cual puede dar lugar a retracción y asimetría del ala que, en los pacientes de su artículo, tuvo que ser corregida durante el postoperatorio mediante inyecciones de triamcinolona5. Stoner y Stoner plantean otra variante de colgajo en espiral en la que el riesgo disminuye gracias a que la incisión se realiza a lo largo de uno de los laterales del ala, incrementando así la laxitud en la reconstrucción del defecto gracias a la piel circundante; sin embargo, a veces la longitud total de la incisión tiene que ser mayor, abarcando hasta el surco nasogeniano, lo cual aumenta el riesgo de tracción del ala y de un resultado cosmético inaceptable6.

Presentamos una serie de pacientes con defectos nasales reconstruidos con un colgajo en espiral en el que, como en el de Stoner y Stoner, la incisión se realiza a lo largo de uno de los laterales del ala nasal7. Sin embargo, a diferencia de este, como describen Mahlberg et al., la espiral posee un patrón logarítmico, es decir, no tiene un diámetro constante en toda su extensión, sino que aumenta progresivamente su radio. Esto incrementa la superficie del colgajo y hace que el pedículo vascular sea mayor, disminuyendo el riesgo de necrosis.

Aunque existen 4 opciones de colgajo en espiral logarítmica, los de pedículo inferior tienen un uso mucho más limitado que los de pedículo superior, puesto que están indicados solo para los defectos más superiores, alejados del ala nasal, y porque en función de su tamaño y diseño pueden traccionar del ala y causar asimetría.

Lo más importante en la reconstrucción mediante colgajos en espiral logarítmica es el diseño inicial, que consiste en trazar un punto de corte entre el eje vertical (X) y el borde inferior del defecto, otro en la tangente al borde superior, situado a 1,15X del eje vertical, y un tercero en la prolongación del eje vertical, a 1,3X del borde superior. Estos 3 puntos serán la guía en el diseño de la espiral logarítmica, ya que aseguran el aumento progresivo del radio desde el extremo distal del colgajo hasta su base.

Del mismo modo, cabe destacar que, en función del tamaño y la localización del defecto, así como de la fisonomía nasal de cada paciente, el diseño no siempre puede iniciarse en el borde inferior o superior de la herida, sino que, en ocasiones, estará más medializado/lateralizado, y en cualquier caso el colgajo debe abarcar la mitad del perímetro de una circunferencia teórica (figs. 2 y 3).

Asimismo, el hecho de dejar una mínima zona cruenta coincidente con el área cóncava del centro del defecto no supone un problema, ya que cicatrizará correctamente por segunda intención.

En resumen, proponemos el colgajo en espiral logarítmica como una opción muy útil, estética y funcional, en el cierre de defectos circulares u ovalados de la pirámide nasal.

Responsabilidades éticasProtección de personas y animales

Los autores declaran que para esta investigación no se han realizado experimentos en seres humanos ni en animales.

Confidencialidad de los datos

Los autores declaran que en este artículo no aparecen datos de pacientes.

Derecho a la privacidad y consentimiento informado

Los autores han obtenido el consentimiento informado de los pacientes y/o sujetos referidos en el artículo. Este documento obra en poder del autor de correspondencia.

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no tienen ningún conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
J.A. Zitelli.
Wound healing by secondary intention. A cosmetic appraisal.
J Am Acad Dermatol., 9 (1983), pp. 407-415
[2]
M.A. Pipitone, H.M. Gloster Jr..
Repair of the alar groove with combination partial primary closure and second-intention healing.
Dermatol Surg., 31 (2005), pp. 608-609
[3]
E. Tan, N. Mortimer, P. Salmon.
Full-thickness skin grafts for surgical defects of the nasal ala - A comprehensive review, approach and outcomes of 186 cases over 9 years.
Br J Dermatol., 170 (2014), pp. 1106-1113
[4]
S.A. Neltner, C.A. Papa, M.L. Ramsey, V.J. Marks.
Alar rotation flap for small defects of the ala.
Dermatol Surg., 26 (2000), pp. 543-546
[5]
T.R. Humphreys.
Use of the “spiral” flap for closure of small defects of the nasal ala.
Dermatol Surg., 27 (2001), pp. 409-410
[6]
J.G. Stoner, J.G. Stoner Jr..
Spiral subcutaneous island pedicle advancement flap for repair of alar defects.
Dermatol Surg., 31 (2005), pp. 459-461
[7]
M.J. Mahlberg, B.C. Leach, J. Cook.
The spiral flap for nasal alar reconstruction: Our experience with 63 patients.
Dermatol Surg., 38 (2012), pp. 373-380
Copyright © 2015. Elsevier España, S.L.U. and AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
  • Material adicional
Herramientas
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.