Información de la revista
Vol. 114. Núm. 9.
Páginas T784-T801 (octubre 2023)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Visitas
4251
Vol. 114. Núm. 9.
Páginas T784-T801 (octubre 2023)
REVISIÓN
Acceso a texto completo
[Artículo traducido] Perfil de seguridad a largo plazo y usos fuera de indicación de los inhibidores de JAK en dermatología
Long-Term Safety Profile and Off-Label Use of JAK Inhibitors in Dermatological Disorders
Visitas
4251
L. Corbella-Bagota, C. Riquelme-McLoughlina, D. Morgado-Carrascoa,b,
Autor para correspondencia
morgadodaniel8@gmail.com

Autor para correspondencia.
a Departamento de Dermatología, Hospital Clínic de Barcelona, Universitat de Barcelona, Barcelona, España
b Departamento de Dermatología, Hospital de Figueres, Fundació Salut Empordà, Figueres, España
Contenido relaccionado
Actas Dermosifiliogr. 2023;114:784-80110.1016/j.ad.2023.06.012
L. Corbella-Bagot, C. Riquelme-McLoughlin, D. Morgado-Carrasco
Este artículo ha recibido
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (7)
Tabla 1. Mecanismo de acción e indicaciones aprobadas para los inhibidores de JAK 1 en Dermatología
Tabla 2. Uso fuera de ficha técnica de abrocitinib en Dermatología
Tabla 3. Uso en Dermatología del baricitinib fuera de ficha técnica
Tabla 4. Uso fuera de ficha técnica del upadacitinib en Dermatología
Tabla 5. Uso fuera de ficha técnica del ruxolitinib tópico en dermatología
Tabla 6. Resumen de recomendaciones de pretratamiento y seguimiento del tratamiento en pacientes que reciben inhibidores de JAK
Tabla 7. Uso fuera de ficha técnica en Dermatología de los inhibidores de JAK orales (abrocitinib, baricitinib y upadacitinib)
Mostrar másMostrar menos
Figuras (1)
Resumen

Los inhibidores de Janus quinasa (JAK) actúan bloqueando la acción de ciertas citoquinas inflamatorias involucradas en varias enfermedades inflamatorias. Cuatro moléculas han sido aprobadas para empleo en dermatología: upadacitinib, baricitinib, abrocitinib y ruxolitinib tópico. Se han reportado usos fuera de indicación para diferentes patologías dermatológicas. Se realizó una revisión narrativa de la literatura sobre la seguridad a largo plazo de los inhibidores de JAK aprobados y su utilización fuera de indicación en enfermedades dermatológicas, mediante búsquedas bibliográficas en PubMed y Google Scholar desde enero del 2000 hasta enero del 2023, incluyendo las palabras clave: «Janus kinase inhibitors», «JAK inhibitors», «off-label», «dermatology», «safety», «adverse events», «ruxolitinib», «upadacitinib», «abrocitinib» y «baricitinib». Se encontraron un total de 37 trastornos cutáneos con estudios que respaldan el uso de estos fármacos. Los ensayos preliminares indican que los inhibidores de JAK tienen un perfil de seguridad generalmente favorable y pueden considerarse una opción en muchas enfermedades dermatológicas.

Palabras clave:
Inhibidores de JAK
Inhibidores de Janus kinasa
Dermatología
Fuera de indicación
Seguridad
Eventos adversos
Abstract

JAK inhibitors target specific inflammatory cytokines involved in various inflammatory diseases. Four molecules have been approved for dermatological use: upadacitinib, baricitinib, abrocitinib and topical ruxolitinib. Off-label prescriptions for other dermatological conditions have been reported. We conducted a narrative review of the literature to assess the long-term safety profile of currently approved JAK inhibitors in dermatology, and their off-label use in skin disorders. We performed literature searches with PubMed and Google Scholar from January 2000 to January 2023, using the keywords “Janus kinase inhibitors”, “JAK inhibitors”,“off-label”, “dermatology”, “safety”, “adverse events”, “ruxolitinib”, “upadacitinib”,“abrocitinib” and “baricitinib”. Our search yielded a total of 37 dermatological disorders with studies supporting the use of these JAK inhibitors. Preliminary studies indicate that JAK inhibitors generally have a favorable safety profile and can be considered as an option in many dermatological disorders.

Keywords:
JAK inhibitors
Janus kinase inhibitors
Dermatology
Off-label
Safety
Adverse events
Texto completo
Introducción

En los últimos años, el campo de la dermatología ha experimentado avances significativos con el desarrollo de múltiples fármacos biológicos y pequeñas moléculas que actúan selectivamente sobre moléculas específicas del sistema inmunitario. Una vía de señalización especialmente notable, implicada tanto en la inmunidad innata como en la adaptativa, es la vía Janus quinasa/transductor de señal y activador de la transcripción (JAK-STAT). Esta última implica tirosina quinasas intracelulares denominadas Janus quinasas (JAK), que se componen de cuatro isoformas: JAK1, JAK2, JAK3 y TYK2. Los inhibidores de JAK actúan suprimiendo de forma reversible la fosforilación de las JAK mediante la ocupación del sitio catalítico de unión al ATP1. Aunque los inhibidores de JAK más selectivos pueden evitar los efectos adversos asociados a las isoformas JAK no bloqueadas, las implicaciones de esta selectividad para la seguridad a largo plazo siguen sin estar claras2.

El upadacitinib y el abrocitinib orales (inhibidores selectivos de JAK 1), así como el baricitinib oral y el ruxolitinib tópico (inhibidores de JAK1/2) han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) y/o la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para varias indicaciones dermatológicas (tabla 1). En este estudio, pretendemos revisar el perfil de seguridad a largo plazo de estos inhibidores de JAK en dermatología y describir su uso fuera de ficha técnica en diversos trastornos cutáneos.

Tabla 1.

Mecanismo de acción e indicaciones aprobadas para los inhibidores de JAK 1 en Dermatología

Droga  Mecanismo de acción  Indicaciones aprobadas por la FDA en Dermatología  Indicaciones aprobadas por la EMA en Dermatología 
Abrocitinib (oral)  Inhibidor selectivo JAK 1  Dermatitis atópica moderada a severa  Dermatitis atópica moderada a severa 
Baricitinib (oral)  Inhibidor JAK 1 y JAK 2  Alopecia areata  Alopecia areataDermatitis atópica moderada a severa 
Upadacitinib (oral)  Inhibidor reversible JAK con mayor potencia inhibitoria para JAK1 que JAK2, JAK3, o TYK2  Dermatitis atópica moderada a severa  Dermatitis atópica moderada a severa 
Ruxolitinib (tópico)  Inhibidor JAK 1 y JAK 2  Dermatitis atópica leve a moderadaVitíligo no segmentario  – 

EMA: European Medicines Agency; FDA: Food and Drugs Administration; JAK: Janus quinasa; TYK2: tirosina quinasa 2.

Métodos

Se realizó una revisión narrativa de la literatura. Se efectuaron búsquedas bibliográficas en PubMed y Google Scholar desde enero de 2000 hasta enero de 2023 utilizando las palabras clave «Janus kinase inhibitors», «JAK inhibitors», «off-label», «dermatology», «safety», «adverse events», «ruxolitinib», «upadacitinib», «abrocitinib» y «baricitinib». También se incluyeron las enfermedades inflamatorias cutáneas en la estrategia de búsqueda: «granuloma annulare», «histiocytosis», «sarcoidosis», «morphea», «livedoid vasculopathy», «Sweet syndrome», «VEXAS syndrome», «hypereosinophilic syndrome», «Kimura disease», «acrodermatitis continua of Hallopeau», «erythema multiforme», «DRESS syndrome», «Steven Johnson syndrome», «toxic epidermal necrolysis», «autoinflammatory diseases», «panniculitis», «cutaneous vasculitis», «cutaneous lupus», «lichen planus», «graft versushost disease», «Still disease», «necrobiosis lipoidica» y «chronic nodular prurigo». La estrategia de búsqueda incluyó ensayos clínicos, metaanálisis, estudios observacionales, series y reportes de casos, y se restringió a artículos en inglés y español.

ResultadosPerfil de seguridad a largo plazo

Los inhibidores de JAK suelen asociarse a diversos acontecimientos adversos. Entre ellos, se incluyen citopenias, infecciones urinarias y del tracto respiratorio superior, reactivación del virus del herpes, náuseas, diarrea, cefalea, alteración de las pruebas de función hepática, hipercolesterolemia y aumento de la creatinfosfoquinasa (CPK)3. Los acontecimientos adversos más graves y poco frecuentes incluyen los eventos tromboembólicos, la reactivación del virus de la hepatitis B (VHB), la tuberculosis diseminada, la perforación gastrointestinal (en particular el tofacitinib4) y a los cánceres sólidos3. Entre las reacciones adversas dermatológicas poco comunes están el cáncer de piel no melanoma, el molusco contagioso diseminado y las reacciones cutáneas adversas5.

El primero de septiembre de 2021, la FDA revisó los resultados del ensayo de seguridad poscomercialización que comparaba el tofacitinib con los inhibidores del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α) en la artritis reumatoide. En el estudio participaron pacientes de ≥ 50 años tratados simultáneamente con metotrexato y con factores de riesgo cardiovascular preexistentes. Se concluyó que el tofacitinib planteaba un mayor riesgo de eventos cardiovasculares mayores (MACE), acontecimientos tromboembólicos, neoplasias malignas y la muerte. Basándose en estos resultados, la FDA emitió una advertencia (Boxed Warning), que también se extendió a otros inhibidores de JAK que no habían sido evaluados en ensayos clínicos similares6. Sin embargo, un estudio que analizó un amplio conjunto de datos en 126.815 informes de eventos adversos asociados al uso de inhibidores de JAK no logró identificar ningún aumento estadísticamente significativo de acontecimientos cardiovasculares graves4. Además, dos metaanálisis que investigaron los inhibidores de JAK en enfermedades inflamatorias y dermatitis atópica informaron de una incidencia similar de tromboembolismo venoso en comparación con los controles7,8.

Los datos procedentes de ensayos controlados aleatorizados (ECA) sugieren que ciertos eventos adversos pueden actuar de forma dependiente de la dosis, debido al bloqueo de otras isoformas de JAK más allá de las diana9.

Abrocitinib

En un estudio en el que se evaluaron las tasas de incidencia a largo plazo de los eventos adversos graves de una cohorte del estudio de análisis integrado de seguridad para abrocitinib con 2.856 pacientes y 1.614 persona-años (pa), el abrocitinib a dosis de 100 mg y 200 mg mostró 0,6 y 0,4 cánceres de piel no melanoma/100 pa; 0,6 y 0,2 eventos MACE/100 pa, y 0,0 y 0,4 acontecimientos tromboembólicos venosos (TEV)/100 pa, respectivamente. Se produjeron otras neoplasias malignas (excluido el cáncer de piel no melanoma) a una tasa de 0,2/100 pa6,10. Los eventos adversos relacionados con la dosis incluyeron principalmente náuseas, cefalea, acné y trombocitopenia. Las tasas de incidencia fueron de 2,65/100 pa y 2,33/100 pa para las infecciones graves, 2,04/100 pa y 4,34/100 pa para el herpes zóster y 8,73/100 pa y 11,83/100 pa para el herpes simple en los grupos de 100 y 200 mg, respectivamente. Se notificaron tres muertes, atribuidas a carcinoma gástrico, muerte súbita y COVID-1910.

En adolescentes con dermatitis atópica, la seguridad del abrocitinib oral se ha evaluado en un ECA de fase 3 controlado con placebo, demostrando una menor incidencia de acontecimientos adversos graves en comparación con el grupo placebo11. Un metanálisis en dermatitis atópica mostró que el abrocitinib a 100 mg estaba relacionado con más efectos adversos graves que el dupilumab (odds ratio [OR] 2,6)12. Un análisis de los recuentos plaquetarios a partir de datos obtenidos en cinco ensayos clínicos de abrocitinib informó de un mayor riesgo de trombocitopenia en las primeras cuatro semanas de tratamiento en pacientes con recuentos plaquetarios basales bajos13.

Baricitinib

La incidencia de los eventos adversos graves asociados al baricitinib está en consonancia con el riesgo inherente que plantea la población de la enfermedad específica que se está tratando. Las enfermedades reumatológicas suelen asociarse a una mayor prevalencia de MACE, TEV, neoplasias malignas, infecciones graves y herpes zóster. Por el contrario, los casos de herpes simples son más frecuentes entre los pacientes con dermatitis atópica14.

En un análisis de seguridad combinado de 8 ECA de baricitinib en 2.531 sujetos con dermatitis atópica, la tasa global de acontecimientos adversos emergentes del tratamiento (EAET) fue mayor en los pacientes tratados con baricitinib que en los que se manejaron con placebo. La tasa de incidencia ajustada de infecciones graves fue de 3,0/100 pa y de 1,5/100 pa para baricitinib a 4 mg y 2 mg diarios, respectivamente. Se notificaron dos casos de MACE en personas que recibieron baricitinib 2 mg y se observaron dos casos de TEV en los que obtuvieron la dosis de 4 mg. Hubo una muerte en el grupo de baricitinib a 4 mg, debida a hemorragia gastrointestinal. Los acontecimientos adversos comunes relacionados con alteraciones en la analítica fueron el aumento de la CPK, la hiperlipidemia y alteraciones hematológicas, hepáticas y renales leves15. El análisis de seguridad ampliado de baricitinib a 2 mg mostró resultados similares16.

Entre los 1.303 pacientes con alopecia areata (AA) incluidos en un análisis integrado de seguridad, los EAET más frecuentes fueron la infección de las vías respiratorias superiores, la nasofaringitis, la cefalea, el acné y la elevación de la CPK. El análisis identificó 34 casos de herpes zóster, tres neoplasias malignas (excluido el cáncer de piel no melanoma), una infección oportunista, un infarto de miocardio, una embolia pulmonar y una perforación gastrointestinal17.

En cuanto a la psoriasis, el baricitinib se sometió a un ensayo clínico de fase 2 b (n = 271), con informes de seguridad comparables18.

Upadacitinib

Se realizó un metaanálisis de 2 ECA para evaluar las tasas de incidencia a largo plazo de acontecimientos adversos en pacientes con dermatitis atópica. Los resultados indicaron que el upadacitinib en dosis de 15 mg y 30 mg presentaba tasas de neoplasias inferiores y similares, respectivamente, en comparación con la tasa de incidencia general de todas las neoplasias en la población de EE. UU. El upadacitinib también mostró tasas bajas de cáncer de piel no melanoma (0,4 eventos/100 años), MACE (0,0-0,1 eventos/100 años) y TEV (0,1 eventos/100 años)6. En ambos ECA, la incidencia de eventos adversos graves fue similar entre los grupos. Los EAET observados con mayor frecuencia incluyeron el acné, una infección de las vías respiratorias superiores, la elevación de los niveles de CPK y la dermatitis atópica19. Otros ECA realizados en pacientes con dermatitis atópica informaron de un perfil de seguridad igualmente favorable20. Un estudio reveló tasas ligeramente superiores de infecciones graves (1,1 vs. 0,6%), eccema herpético (0,3 vs. 0%), herpes zóster (2,0 vs. 0,9%) y alteraciones analíticas en sujetos que recibieron upadacitinib en comparación con los que obtuvieron dupilumab20. Los ensayos controlados con placebo arrojaron resultados similares, aunque el aumento del riesgo de herpes zóster e infecciones graves no fue constante en todos los estudios21,22. Un metaanálisis realizado en pacientes con artritis psoriásica mostró que una dosis diaria de upadacitinib de 30 mg se asociaba a un riesgo relativo de acontecimientos adversos de 1,20 en comparación con el placebo, mientras que una dosis diaria de 15 mg no alcanzó significación estadística23. Aunque otro metaanálisis sobre el perfil de seguridad del upadacitinib demostró tasas similares de eventos adversos emergentes con el tratamiento (EAET) en pacientes con dermatitis atópica y en aquellos con afecciones reumatológicas, los EAET graves, el herpes zóster y las elevaciones de la creatinfosfoquinasa fueron menos frecuentes en personas con dermatitis atópica. Sin embargo, se observaron tasas más elevadas de acné en aquellos con dermatitis atópica. El mismo estudio concluyó que el upadacitinib se vinculaba a un mayor riesgo de herpes zóster, cáncer de piel no melanoma y elevación de la CPK en comparación con el metotrexato y el adalimumab24.

Ruxolitinib tópico

En general, el ruxolitinib tópico se tolera bien y sus efectos adversos se limitan principalmente a reacciones cutáneas locales (dolor en el lugar de aplicación, eritema, exfoliación, foliculitis, prurito)25,26. No se ha notificado toxicidad sistémica. Curiosamente, en un estudio doble ciego de ruxolitinib 0,5 o 1,0% de crema diaria o 1,5% de crema dos veces al día en la psoriasis, no se observó inhibición de transductor de señal y activador de la transcripción 3 (STAT3) fosforilada en las células sanguíneas, y se detectaron bajas concentraciones plasmáticas del fármaco en estado estacionario27. Un estudio en dermatitis atópica estimó que la exposición sistémica correspondía aproximadamente a 4-5% de la dosis aplicada28. En dos ECA de fase 3 en dermatitis atópica (n = 1.251), se notificó una menor tasa de reacciones en el lugar de aplicación en comparación con el vehículo29.

Uso fuera de la ficha técnica de los inhibidores de JAK en trastornos cutáneosAbrocitinib (tabla 2)Alopecia areata

Una adolescente con dermatitis atópica y AA universalis recibió abrocitinib 200 mg/día, tras lo cual el cabello le volvió a crecer al cabo de 12 semanas. Se observaron pelos terminales en varias zonas en la semana 5230 (tabla 2).

Tabla 2.

Uso fuera de ficha técnica de abrocitinib en Dermatología

Indicación  Mayor nivel de evidencia  Dosificación  Mediciones  Resultados clínicos  Efectos adversos 
Alopecia areata30  Reporte de caso (n = 1)  Abrocitinib 200 mg diario  Exploración clínica  Reaparición del vello en todas las zonas afectadas del cuerpo después de 12 semanas. Se observan pelos gruesos terminales en varias zonas en la semana 52  No se notificó ninguno 
Dermatitis de contacto31  Reporte de caso (n = 1)  Abrocitinib 100 mg diario  Exploración clínica  Resolución completa tras ocho semanas de tratamiento  No se notificó ninguno 
Dermatitis de contacto

Un paciente adulto tratado con abrocitinib 100 mg/día para una dermatitis de contacto alérgica ocupacional transmitida por el aire alcanzó la resolución completa después de ocho semanas31.

Baricitinib (tabla 3)Trastornos autoinflamatorios con manifestaciones cutáneas

El baricitinib oral se ha probado en determinados trastornos autoinflamatorios. Se observó mejoría clínica en series y/o reportes de pacientes con síndrome de dermatosis neutrofílica atípica crónica con lipodistrofia y elevación de la temperatura (CANDLE)32, síndrome de «CANDLE-like»32, Aicardi-Goutières32, vasculopatía asociada a la proteína STING de inicio en la infancia (SAVI)32, mutaciones de ganancia de función (GOF) en STAT132, síndrome de Blau refractario33 y artritis idiopática juvenil sistémica34. En el síndrome de vacuolas, enzima E-1, ligado a x, autoinflamatorio, somático (VEXAS), un estudio multicéntrico retrospectivo mostró que el baricitinib y el upadacitinib conducían a peores resultados que el ruxolitinib oral35. Dos series de casos (n = 3 y n = 2) de enfermedad de Still del adulto presentaron resolución completa (40%) o parcial (20%)34 con el baricitinib 4 mg/día, y se comunicó un caso de remisión clínica tras asociar baricitinib a anakinra y corticoides36 (tabla 3).

Tabla 3.

Uso en Dermatología del baricitinib fuera de ficha técnica

Indicación  Mayor nivel de evidencia  Dosificación  Mediciones  Resultados clínicos  Efectos adversos 
Trastornos autoinflamatorios32–36
Enfermedad de Still del adulto34,36  Dos series de casos (n = 3 y n = 2)34 y el reporte de un caso (n = 1)36  Baricitinib 4 mg diarios  Exploración clínica  Se consiguió una resolución completa en tres casos (50%), una remisión parcial en un caso (16,7%) y ninguna remisión en dos casos (33,3%)  No se produjeron acontecimientos adversos que condujeran a la reducción de la dosis o a una interrupción de la mediación 
Síndrome de Aicardi-Goutières32  Series de casos (n = 2)  Baricitinib 2 mg diarios  Exploración clínica  Mejoría de la piel tras el tratamiento  No se notificó ninguno 
Síndrome de Blau33  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 4 mg diarios  Exploración clínica  Estabilización de las manifestaciones cutáneas, oculares y articulares tras el cambio de tofacitinib a baricitinib 4 mg diarios debido a una linfopenia  Linfopenia transitoria 
Síndrome de CANDLE32  Series de casos (n = 11)  Baricitinib 0,1–10 mg diarios  Criterios de reducción de la DDS, tiempo de remisión  De los pacientes, 83% mostraron mejoría clínica y en la DDS y/o reducción del uso de prednisona. De ellos, 36% presentaron un aumento del tiempo de remisión  Infecciones frecuentes (viremia del virus BK o infecciones respiratorias) 
Síndrome de CANDLE-like32  Series de casos (n = 4)  Baricitinib 0,5–9 mg diarios  Criterios de reducción de la DDS, disminución de la dosis de corticosteroides  Mejoría de la DDS: 25%Disminución de la dosis de corticoides: 50%  Infecciones (incluida la sepsis), trastorno cerebrovascular, osteonecrosis 
Síndrome de mutaciones de GOF en STAT132  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 2 mg diarios  Exploración clínica  Mejoría cutánea tras el tratamiento  No se notificó ninguno 
SAVI (n = 4)32  Series de casos (n = 4)  Baricitinib 2–10 mg diarios  Criterios de reducción de la DDS  Solo un caso de cuatro de mejoría en DDS  Infecciones de las vías respiratorias 
AIJ sistémica34  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 4–8 mg diarios  Exploración clínica  Mejoría parcial  No se notificó ninguno 
Síndrome VEXAS35  Series de casos (n = 4)    Exploración clínica, niveles de proteína C reactiva  Baricitinib y upadacitinib fueron menos eficaces que el ruxolitinib oral  Infecciones y tromboembolismos venosos 
Lupus eritematoso cutáneo37–41
Lupus pernio familiar37  Series de casos (n = 3)  Baricitinib 4 mg diarios  Índice revisado de área y gravedad del lupus cutáneo (R-CLASI), dolor evaluado mediante EVA, firma de IFN tipo I en sangre  Se alcanzó el R-CLASI100 en dos de tres pacientes. La EVA media disminuyó 72% en el día 30. La puntuación de IFN tipo I logró una reducción estadísticamente significativa  No se notificaron reacciones adversas graves 
Lupus eritematoso cutáneo subagudo38,40,41  Reporte de casos (n = 3)  Baricitinib 4 mg diarios  Exploración clínica (3/3), índice revisado de área y gravedad del lupus cutáneo (R-CLASI) (1/3)  Resolución casi completa de las lesiones cutáneas activas (2/3) (incluido un descenso del R-CLASI de 21 a 3), resolución completa del LECS (1/3)  No se notificó ninguno 
Alopecia difusa no cicatricial por lupus eritematoso sistémico39  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 4 mg diarios  Exploración clínica  Interrupción de la caída del cabello seguida de un prominente recrecimiento del cabello al cabo de ocho semanas  No se notificó ninguno 
Prurigo nodular crónico44–46
Prurigo nodular crónico atópico44,45  Reporte de casos (n = 2)  Baricitinib 4 mg diariosa  Puntuación del EASI, NRS del prurito (2/2)  Rápida mejoría del prurito y de las lesiones cutáneas. Se alcanzó el EASI50 en la semana ocho (1/1)La NRS de picor disminuyó 66,7% en la semana ocho y 75% al cabo de tres meses  Sequedad (50%), rosácea (50%) 
Prurigo nodular crónico no atópico46  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 4 mg diarios  IGA, Escala visual analógica (EVA), NRS, PAS  En la semana 12, la IGA disminuyó de 3 a 2, la VAS disminuyó de 8 a 1, la NRS disminuyó de 9 a 2, y la PAS disminuyó de 4 a 2  No se notificó ninguno 
Dermatomiositis47,60
Dermatomiositis juvenil60  Estudio prospectivo (n = 4)  Baricitinib 4–8 mg diarios  Puntuación del CDASI, actividad global según paciente/cuidador, actividad global extramuscular y PGA  Se logró una disminución estadísticamente significativa de todas las puntuaciones en la cuarta semana. Se redujeron o suspendieron los corticoides orales y otros inmunosupresores. No hubo cambios notables en la calcinosis  No se notificaron reacciones adversas graves. Infecciones del tracto respiratorio superior, reactivación del virus BK, anomalías hematológicas y niveles elevados de creatina cinasa 
Dermatomiositis (adulto)47  Estudio abierto (n = 12)  Baricitinib 2 mg dos veces al día  CDASI-A y puntuación del DLQI  Mejoría significativa en la puntuación del CDASI-A y del DLQI en la semana cuatro y 12, respectivamenteEl eritema facial y el prurito mostraron una mejoría significativa tras el tratamientoLa prednisona se redujo en cinco de seis pacientes y se suspendió en un paciente  Aumento transitorio de las plaquetas 
Enfermedades ampollosas autoinmunes57–59
Epidermólisis ampollosa pruriginosa57  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 2 mg diarios  Exploración clínica  Mejoría sustancial tras dos semanas de tratamiento  No se notificó ninguno 
Penfigoide de mucosas57  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 4 mg diarios  Exploración clínica  Mejoría ocular significativa dos meses después del tratamiento  No se notificó ninguno 
Penfigoide ampolloso58  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 4 mg diariosb  Exploración clínica  Un paciente con psoriasis concomitante mostró una remisión completa de ambas dermatosis en la semana 24  No se notificó ninguno 
Liquen plano pemfigoide59  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 3,4 mg diarios  Exploración clínica  Resolución casi completa al cabo de seis meses  No se notificó ninguno 
Otras dermatosis
EICH crónica42  RCT (n = 20)  Baricitinib 2 mg, con escalada a 4 mg diarios  Criterios de respuesta 2014 NIH cEICH  Respuesta global de 63% al sexto mes. Todos los órganos excepto los pulmones mostraron una respuesta significativa. No se especificó la respuesta cutánea  Infecciones respiratorias altas (13), neutropenia (6), hipofosfatemia (12), hipertrigliceridemia (5), reactivación de CMV, EBV o BK (18, ninguna requirió tratamiento), infecciones graves (5) 
Eccema crónico de manos443  Series de casos (n = 2)  Baricitinib 4 mg diariosb  HECSI, QOLHEQ  Resolución casi completa en ambos casos, con una reducción media del HECSI de 88,7% en la semana 16, cuando ambos casos tenían una calidad de vida «en absoluto deteriorada»  Úlcera corneal bacteriana (1/2) 
Fascitis eosinofílica50  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib (dosificación no especificada)  Exploración clínica y ecográfica, puntuación del HAQ II  Reducción de la dosis de corticosteroides, mejora de la puntuación HAQ II de 2,5 a 1,0, reducción de la induración cutánea, mejora de la elasticidad, reducción del grosor de la fascia del gastrocnemio superficial de 2 mm a 1 mm  No se notificó ninguno 
Alopecia frontal fibrosante51,65  Estudios retrospectivos (n = 5)  Baricitinib 3,4–6,8 mg diarios  LPPAI  Mejoría en la puntuación de actividad de la enfermedad en 60%  Elevación de las enzimas hepáticas (1/13), hipercolesterolemia (1/13), neutropenia (1/13), fatiga (1/13)c 
Morfea generalizada52  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 2 mg diarios  Exploración clínica  Resolución del eritema a los dos meses y mejoría subjetiva a los seis meses  No se notificó ninguno 
Granuloma anular53–55  Series de casos (n = 2)  Baricitinib 4 mg diariosb  Exploración clínica  Los casos no recidivaron, mejoraron o remitieron tras dos semanas a dos meses con baricitinib. Un caso no recayó tras la interrupción de baricitinib (1/2), pero otro caso sí (1/2)  No se notificó ninguno 
Síndrome hipereosinofílico  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 5 mg diarios  Recuento de eosinófilos  Normalización del recuento de eosinófilos después de tres meses  No se notificó ninguno 
Liquen plano51,65  Estudios retrospectivos y reporte de casos (n = 8)  Baricitinib 3,4–6,8 mg diarios  LPPAI. Exploración clínica  Mejora de la puntuación de actividad de la enfermedad en 71%. Mejoría significativa y mantenida del LP ungueal (1/1)  Elevación de las enzimas hepáticas (1/13), hipercolesterolemia (1/13), neutropenia (1/13), fatiga (1/13)c 
Vasculopatía livedoide68  Series de casos (n = 8)66 y dos reportes de casos (n = 2)67,68  Baricitinib 2–4 mg diarios  Evaluación de la puntuación clínica compuesta por tres dominios: dolor (0-3), ulceración (0-2) y eritema (0-3). Exploración clínica  Mejora de las puntuaciones clínicas medias tras el tratamiento con baricitinib (7,0 ± 1,6 y 1,4 ± 1,2 antes y después, respectivamente). De los pacientes, 75% alcanzaron la remisión clínica66Mejoría rápida y notable con el tratamiento67,68  No se notificó ninguno 
Psoriasis18,70  Un ECA (n = 271) y un reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 2–10 mg diarios  PASIExploración clínica y radiográfica  En la semana 12, lograron una reducción de 75% del PASI 43% y 54% de los pacientes tratados con baricitinib 8 mg y 10 mg diarios, respectivamente, frente a 17% en el grupo placebo. La eficacia se mantuvo hasta la semana 24 en más de 81% de los pacientes que respondieron18Mejoría dermatológica y articular desde el quinto día de tratamiento en un paciente con acrodermatitis continua de Hallopeau70  Neutropenia y anemia leves, pequeños aumentos de la creatinina y las lipoproteínas. Una muerte en el grupo de baricitinib 4 mg, debida a un cáncer de esófago 
Pioderma gangrenoso71  Serie de casos (n = 2)  Baricitinib 4 mg diarios  Exploración clínica  Remisión completa en cinco semanas- tres meses  No se notificó ninguno 
Síndrome de Sweet72  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 2 mg diarios  Exploración clínica  Mejoría articular y remisión cutánea tras cuatro semanas, sin más reagudizaciones tras 10 meses de seguimiento  No se notificó ninguno 
Esclerosis sistémica76  Una serie de casos y dos reportes de casos (n = 12)  Baricitinib 2–4 mg diarios  mRSS  Se notificó una respuesta cutánea significativa en 75% de los pacientes, con una reducción media de la puntuación mRSS de 8,75  Herpes zoster (1/12) 
Vitiligo77  Reporte de caso (n = 1)  Baricitinib 4 mg diarios  Exploración clínica  Repigmentación casi completa de sus extremidades superiores tras ocho meses de tratamiento  No se notificó ninguno 

AIJ: artritis idiopática juvenil; CDASI-A: índice de actividad del área y gravedad de la enfermedad de dermatomiositis cutánea; CDASI: índice de área y gravedad de la enfermedad cutánea; DDS: puntuación diaria; DLQI: índice de calidad de vida dermatológica; EASI: índice de área y gravedad del eccema; EVA: escala visual analógica; ECA: ensayo controlado aleatorizado; EICH: enfermedad de injerto contra huésped; HAQ II: cuestionario de evaluación de la salud II; HECSI: índice de gravedad del eccema de manos; IGA: escala de evaluación global del investigador; JAK: Janus quinasa; LP: liquen plano; LPPAI: índice de actividad del liquen plano pilaris; mRSS: puntuación cutánea de Rodnan modificada; NRS: escala de clasificación numérica; PAS: puntuación de actividad del prurigo; PASI: puntuación del índice de área y gravedad de la psoriasis; PGA: actividad global del médico; QOLHE: cuestionario de calidad de vida en el eccema de manos; SAVI: vasculopatía asociada a STING de inicio en la infancia; LECS: lupus eritematoso cutáneo subagudo; RCT: ensayo clínico aleatorizado.

a

Un paciente requirió un ajuste de la dosis a baricitinib 8 mg diarios debido a un brote leve en la semana nueve, y posteriormente se redujo a 6 mg diarios.

b

En uno o más pacientes, la dosis de baricitinib se redujo a la mitad durante el seguimiento.

c

Los acontecimientos adversos de la alopecia frontal fibrosante y el liquen plano pilar se obtuvieron del mismo estudio, por lo que la columna representa la suma de los acontecimientos adversos de ambas enfermedades.

Lupus eritematoso cutáneo

Encontramos una serie de casos y cuatro reportes de casos con baricitinib 4 mg/día. En pacientes con lupus pernio familiar se observó una mejoría de las lesiones lúpicas cutáneas al cabo de tres meses37. En los reportes de casos se consiguió una desaparición completa con estabilización concomitante de la alopecia frontal fibrosante38, una mejoría de la alopecia asociada al lupus eritematoso sistémico39 y una resolución casi completa de las lesiones de lupus eritematoso cutáneo subagudo40,41.

Enfermedad crónica de injerto contra huésped (EICHc)

Un ECA de fase 1/2 de baricitinib en la enfermedad crónica de injerto contra huésped (EICHc) (n = 20), que incluyó 19 casos de EICHc esclerótica, demostró una respuesta global en el sexto mes de 63%, con 88% de respuestas duraderas42.

Eccema crónico de las manos

Una serie de casos (n = 2) con baricitinib 4 mg/día reveló una resolución casi completa tras 16 semanas43.

Prurigo nodular crónico

Baricitinib 4 mg/día produjo una rápida mejoría del prurito y de las lesiones de prurigo en dos reportes de casos de pacientes con predisposición atópica44,45, y en uno con prurigo nodular crónico no atópico46.

Dermatomiositis (forma adulta)

Un estudio abierto (n = 12) demostró que baricitinib 2 mg/12 h disminuía la actividad de la enfermedad y mejoraba la puntuación del Índice de Calidad de Vida en Dermatología (DLQI)47. Una serie de casos (n = 3)48 y el reporte de un caso49 de baricitinib 4 mg/día también documentaron resultados prometedores.

Fascitis eosinofílica

En un varón adulto con fascitis eosinofílica refractaria, el baricitinib redujo la induración cutánea y el uso de corticoides, y mejoró la elasticidad cutánea50.

Alopecia frontal fibrosante

En un estudio retrospectivo (n = 5), el baricitinib mejoró a 60% de los pacientes con alopecia fibrosante frontal51.

Morfea generalizada

Un varón con morfea generalizada refractaria fue tratado con baricitinib 2 mg/día, con mejoría al cabo de seis meses52.

Granuloma anular

Todos los pacientes de una serie de casos (n = 2) y dos informes de casos experimentaron mejoría o remisión tras dos a ocho semanas de tratamiento con baricitinib 3-4 mg/día53–55.

Síndrome hipereosinofílico

Una mujer de 39 años con síndrome hipereosinofílico que presentaba vasculitis eosinofílica en los dedos normalizó el recuento de eosinófilos tras tres meses de baricitinib56.

Enfermedades ampollosas inmunes

Los reportes de casos han documentado el uso de baricitinib en el tratamiento de diversos trastornos, como en la epidermólisis bullosa pruriginosa, en el penfigoide de la mucosa ocular, el penfigoide ampolloso y en el liquen plano (LP) penfigoide. Los resultados comunicados varían desde una mejoría significativa hasta la resolución completa57–59.

Dermatomiositis juvenil

El baricitinib (4-8 mg/día) redujo significativamente la actividad de la enfermedad en la dermatomiositis juvenil (DMJ) refractaria (n = 4) a partir de la cuarta semana en un estudio prospectivo60. Ensayos retrospectivos (n = 15 y n = 3) informaron de una mejoría cutánea en todos los pacientes con DMJ, incluida la estabilización de la calcinosis, la regresión parcial y la remisión completa61,62. Los reportes de casos demostraron una mejoría de los síntomas cutáneos y musculares63, así como reducciones de la calcinosis64.

Liquen plano

En un estudio retrospectivo (n = 7), el uso de baricitinib demostró mejoría en 71% de los pacientes con LP pilaris51. Una mujer con LP ungueal grave65 experimentó una mejoría significativa y sostenida con el baricitinib.

Vasculopatía livedoide

Una serie de casos (n = 8) de baricitinib 2 mg/día para la vasculopatía livedoide refractaria halló una mejoría estadísticamente significativa de la actividad de la enfermedad. Se alcanzó la remisión clínica en seis casos66. Dos reportes de casos mostraron una mejoría rápida67 y notable con el baricitinib 4 mg/día68.

Psoriasis

En un ECA de fase 2 b de 12 semanas de duración (n = 271), se logró una reducción de 75% en el índice de área y gravedad de la psoriasis (PASI) en 43-54% de los pacientes tratados con baricitinib18. Un metaanálisis mostró una menor eficacia de este fármaco en comparación con el tofacitinib69. Una mujer de 28 años con acrodermatitis continua de Hallopeau presentó una remisión rápida y mantenida de los síntomas cutáneos y articulares con baricitinib 2 mg/día70.

Pioderma gangrenoso

El baricitinib 4 mg/día condujo a una respuesta completa en una serie de casos (n = 2) de pioderma gangrenoso refractario en la parte inferior de la pierna y el cuero cabelludo71.

Síndrome de Sweet

Una mujer de 59 años con síndrome de Sweet asociado a artritis reumatoide refractaria mejoró sus síntomas articulares y cutáneos tras cuatro semanas con baricitinib72.

Esclerosis sistémica

Una serie de casos (n = 10)73 y dos reportes de casos investigaron el uso de baricitinib en la esclerosis sistémica74,75. Se observó una respuesta cutánea significativa en nueve pacientes76.

Vitíligo

Un hombre de 67 años con vitíligo en ambas manos y antebrazos recibió baricitinib 4 mg/día para la artritis reumatoide, mostrando repigmentación al cabo de ocho meses77.

Upadacitinib (tabla 4)Alopecia areata

Cuatro informes de casos (n = 4) demostraron que el cabello volvía a crecer con upadacitinib 15-30 mg/día. En tres casos, este régimen también mejoró una dermatitis atópica grave concurrente78–81 (tabla 4).

Tabla 4.

Uso fuera de ficha técnica del upadacitinib en Dermatología

Indicación  Máximo grado de evidencia  Dosificación  Medidas  Resultado clínico  Efectos adversos 
Alopecia areata78–81  Reporte de casos (n = 4)  Upadacitinib 15–30 mg diarios  Exploración clínica (4/4), tricoscopia (1/4), herramienta de puntuación de la severidad de la alopecia SALT (1/4)  El cabello volvió a crecer (4/4)Se alcanzó SALT100 en todas las regiones con pelo en el cuarto mes (1/1)  Elevación transitoria de la lipasa y la amilasa séricas (25%) 
Liquen plano oral erosivo82,83  Reporte de casos (n = 2)  Upadacitinib 15 mg diarios  Exploración clínica (2/2). Esofagoscopia y exámenes histológicos (1/2)  Mejoría completa y sostenida del LP oral (2/2). Mejoría de la esofagitis en la semana 24 (1/1)  No se notificó ninguno 
Granuloma anular85  Reporte de caso (n = 1)  Upadacitinib 15 mg diarios  Exploración física  Marcada mejoría en la sexta semana. Remisión casi completa tras cuatro meses de tratamiento  No se notificó ninguno 
Hidradenitis supurativa86  Estudio retrospectivo (n = 20)  Upadacitinib 15 mg diariosa  Proporción de individuos que alcanzaron mejoras de 50, 75 y 90% en el criterio de valoración de la HiSCR. DLQI y puntuaciones de dolor  Semana cuatro:- HiSCR50: 75%- HiSCR75: 30%- HiSCR90: 20%Semana 12:- HiSCR50: 100%- HiSCR75: 95%- HiSCR90: 30%El DLQI y el índice de dolor se redujeron significativamente en la cuarta semana  Elevación de CPK (80%), COVID-19 (15%), elevación transitoria de enzimas hepáticas (10%), reactivación de herpes zoster (5%) 
Eritema multiforme persistente84  Reporte de caso (n = 1)  Upadacitinib 15 mg diarios  Examen físico e informe del paciente  Marcada mejoría de las manifestaciones orales y cutáneas y respuesta sostenida tras 25 meses de seguimiento  No se notificó ninguno 

CPK: creatinfosfoquinasa; DLQI: índice de calidad de vida dermatológica; HiSCR: respuesta clínica de la hidradenitis supurativa; LP: liquen plano; SALT: herramienta de puntuación de la severidad de la alopecia.

a

Upadacitinib 30 mg diarios se administró en individuos refractarios en la semana cuatro.

Liquen plano oral erosivo

Una mujer de 45 años con LP erosivo oral y artritis psoriásica82, y otra de 59 años con LP erosivo oral y esofágico refractario83 recibieron upadacitinib 15 mg diarios. En ambos casos se observó una mejoría drástica y sostenida de las lesiones orales.

Eritema multiforme

Una mujer de 30 años con eritema multiforme persistente mostró una mejoría significativa con upadacitinib 15 mg/día84.

Granuloma anular

Una mujer de 60 años con granuloma anular refractario en placas presentó una remisión casi completa con upadacitinib 15 mg/día85.

Hidradenitis supurativa

Un estudio retrospectivo (n = 20) de hidradenitis supurativa de moderada a grave tratada con upadacitinib mostró una mejoría significativa de la respuesta clínica de la hidradenitis supurativa (HiSCR), el DLQI y las puntuaciones de dolor a partir de la cuarta semana de tratamiento86.

Ruxolitinib tópico (tabla 5)Alopecia areata

En un ECA de fase 1 (n = 16) en el que se comparó pomada de ruxolitinib al 1% con clobetasol 0,05% en individuos con AA universalis, 31% mostró un recrecimiento parcial del cabello en las zonas tratadas con ruxolitinib87. Un estudio piloto abierto seguido de un ECA, en el que participaron pacientes con 25-99% de pérdida de cabello al inicio del estudio, informó de que 50% logró una reducción > 50% en la Severity of Alopecia Tool (SALT50) en la semana 24 con crema de ruxolitinib al 1,5%. Sin embargo, el ECA no pudo demostrar una eficacia superior en comparación con el vehículo26 (tabla 5).

Tabla 5.

Uso fuera de ficha técnica del ruxolitinib tópico en dermatología

Indicación  Máximo grado de evidencia  Dosificación  Medidas  Resultados  Acontecimientos adversos 
Alopecia areata26,87  Dos ECA (n = 16 y n = 78)  Pomada de ruxolitinib al 1-1,5% dos veces al día  SALT24; evaluación global del investigador y del paciente86  De los pacientes, 50% alcanzaron SALT50 en la semana 24, pero el ECA no pudo demostrar ninguna diferencia significativa en SALT en comparación con el vehículo24De los pacientes, 31% mostraron un recrecimiento parcial del vello en las zonas tratadas frente a 63% con clobetasol al 0,05%86  No se informaron de hallazgos significativos 
Psoriasis96  ECA (n = 29)  Ruxolitinib 0,5% diarios a 1,5% dos veces al día  Puntuación total de la lesión: eritema (0-3), descamación (0-3) y grosor (0-3)  Ruxolitinib al 1% aplicado a diario y al 1,5% aplicado dos veces al día produjo una disminución no estadísticamente significativa de 53-54% en la puntuación total de la lesión, frente a 32% con el vehículo  Efectos adversos locales (escozor, picor, irritación, dolor, sequedad, exfoliación, enrojecimiento) 
Dermatitis seborreica100  Reporte de caso (n = 1)  Ruxolitinib 1,5% dos veces al día  Exploración clínica  Resolución completa tras dos semanas de tratamiento  No se notificó ninguno 
LP94  Estudio abierto (n = 12)  Ruxolitinib 1,5% dos veces al día  mCAILS, recuento total de lesiones  El recuento total de las lesiones disminuyó en una mediana de 50 lesiones, y el mCAILS disminuyó en una diferencia media de 7,6 entre las lesiones tratadas y las de control en la semana ocho  No se notificaron acontecimientos adversos graves 
EICHc cutáneo92  N de un ensayo clínico (n = 1)  Ruxolitinib 1,5% dos veces al día  SC, EVA del prurito  Mejora de 6,4% en la SC de las lesiones tratadas, frente a 3,81% de las lesiones tratadas con vehículo en la semana seis. La mejoría del prurito no fue superior a la del placebo  Ninguna atribuible a ruxolitinib tópico 
Lupus eritematoso cutáneo93  Reporte de caso (n = 1)  Ruxolitinib 1,5%  Exploración clínica  Mejoría en las placas tratadas y sutil recrecimiento del vello tras dos meses de tratamiento  No se notificó ninguno 
Necrobiosis lipoidica95  Reporte de caso (n = 1)  Ruxolitinib 1,5% dos veces al día  Exploración clínica  El cambio de tofacitinib 2% condujo a una marcada mejoría en el color y tamaño después de tres meses de tratamiento  No se notificó ninguno 

ECA: ensayo controlado aleatorizado; EICHc: enfermedad crónica del injerto contra el huésped; LP: liquen plano; mCAILS: puntuación de la evaluación compuesta modificada del índice de gravedad de las lesiones; SALT: herramienta de puntuación de la severidad de la alopecia; SC: superficie corporal; EVA: escala visual analógica.

En una serie de casos pediátricos (n = 2), el ruxolitinib tópico al 1-2% dos veces al día hizo que volviera a crecer más de 75% del vello de las pestañas superiores en un paciente y en el otro no volvieron a salir las cejas88. Dos informes de casos mostraron un crecimiento parcial del vello con ruxolitinib tópico89,90. Otro caso no mostró eficacia con ruxolitinib al 0,6% dos veces al día91.

Enfermedad crónica cutánea de injerto contra huésped

Un varón de 51 años mostró una mejora de 6,4% en la superficie corporal total en las lesiones tratadas con ruxolitinib tópico al 1,5% en la sexta semana92.

Lupus eritematoso cutáneo

Una mujer con lupus eritematoso discoide refractario presentó mejoría y le volvió a crecer pelo tras dos meses de crema de ruxolitinib al 1,5%93.

Liquen plano

Un estudio prospectivo de fase 2 abierto con ruxolitinib al 1,5% dos veces al día en LP cutáneo (n = 12) mostró una reducción estadísticamente significativa del número de lesiones y su gravedad al cabo de ocho semanas94.

Necrobiosis lipoidea

Una mujer con necrobiosis lipoídica refractaria observó una notable mejoría tras cambiar de crema de tofacitinib al 2% a ruxolitinib al 1,5% dos veces al día95.

Psoriasis

En un ECA de fase 2 (n = 29) se observó que el ruxolitinib al 1 y al 1,5% reducía las placas en 53 y 54%96. En un ensayo abierto de fase IIb se halló una mejora media del PASI de 40% tras tres meses de tratamiento con crema de ruxolitinib al 1%97. Otro ensayo abierto en el que se comparó la crema de ruxolitinib al 1% y 1,5% aplicada una o dos veces al día durante cuatro semanas mostró una reducción media de la puntuación del eritema (42-55%), la descamación (46-78%) y el grosor (50-65%) en todos los grupos98. Un estudio abierto de fase 2 (n = 25) de ruxolitinib al 1,5% dos veces al día reveló una mejora estadísticamente significativa en el día 2899.

Dermatitis seborreica

Un hombre de 74 años con rosácea concomitante mostró una resolución completa de la dermatitis seborreica y una mejoría parcial de la rosácea después de dos semanas con ruxolitinib al 1,5% dos veces al día100.

Discusión

La inclusión de una advertencia (Boxed Warning) para los inhibidores de JAK ha suscitado preocupación entre los dermatólogos en relación con la seguridad de estos medicamentos. Sin embargo, no debe sobrestimarse la magnitud de estas preocupaciones. Los efectos secundarios a largo plazo que motivaron la advertencia se observaron en pacientes ≥ 50 años con artritis reumatoide, en tratamiento concomitante con metotrexato y con factores de riesgo cardiovascular preexistentes9. En las indicaciones dermatológicas, las poblaciones de pacientes suelen diferir en gran medida según el contexto clínico en el que se realizó este estudio, lo que puede influir en el perfil de seguridad. Además, un ensayo que comparaba la incidencia de efectos adversos entre las terapias sistémicas tradicionales (metotrexato, ciclosporina y corticoesteroides sistémicos) y los inhibidores de JAK (upadacitinib y abrocitinib) halló tasas similares o superiores de malignidad, MACE y TEV con los abordajes tradicionales6. Esto sugiere que los inhibidores de JAK podrían ofrecer una alternativa más segura en términos de efectos secundarios a largo plazo. Para mitigar el riesgo de efectos graves, un grupo de trabajo multidisciplinar publicó en 2021 unas recomendaciones consensuadas para el tratamiento de los pacientes manejados con inhibidores de JAK101. En 2022, la EMA respaldó las medidas recomendadas por el Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia elaboradas con el mismo fin102 (tabla 6). Antes de iniciar el tratamiento con inhibidores de JAK, debe realizarse una anamnesis completa, centrándose en factores como antecedentes de MACE y TEV, trombosis familiar y neoplasias malignas previas. Debe efectuarse un examen físico completo y análisis de sangre, incluyendo un hemograma, pruebas de función hepática y renal, lipidograma, CPK y cribado serológico de virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), VHB, virus de la hepatitis C (VHC) y virus de la varicela zoster (VVZ). También debe llevarse a cabo un cribado de la tuberculosis. Dado el elevado riesgo de herpes zóster, debe ofrecerse a todos los pacientes la vacunación en función de su estado serológico. Shingrix, una vacuna adyuvada recombinante contra el herpes zóster, ha mostrado resultados prometedores en los datos iniciales de sujetos con artritis reumatoide, con tan solo 0,7% de desarrollo de herpes zóster. Sin embargo, se necesitan más estudios para confirmar su eficacia en prevención103. El seguimiento y la monitorización estrechos son vitales durante todo el tratamiento con inhibidores de JAK. Los pacientes deben ser seguidos por profesionales expertos en estos medicamentos, y deben realizarse análisis de sangre periódicos para controlar los posibles efectos adversos. Las revisiones dermatológicas son especialmente importantes en los sujetos de alto riesgo para detectar signos precoces de cáncer de piel.

Tabla 6.

Resumen de recomendaciones de pretratamiento y seguimiento del tratamiento en pacientes que reciben inhibidores de JAK

Propuesto por un grupo de trabajo multidisciplinar internacional de expertos en inhibidores de JAK en enfermedades inflamatorias101  Propuesto por el PRAC y aprobado por la EMA102  Ajustes de la dosis en situaciones especiales en pacientes tratados con inhibidores de JAK orales según el respectivo Resumen de las Características del Producto de la EMA 
Antes del tratamiento• Historia clínica completa• Radiografía de tórax• Exploración basal de cáncer de piel• Análisis de sangre completo (hemograma, enzimas hepáticas, función renal, niveles de lípidos y serologías para VHB y VIH)• Detección de la tuberculosis• Comprobación del estado vacunal  Restringir el uso de inhibidores de JAK a cuando no se disponga de otras opciones y preferiblemente a dosis más bajas, en pacientes con mayor riesgo de acontecimientos adversos graves:• Pacientes > 65 años• Fumadores o exfumadores de larga duración• Antecedentes de enfermedad cardiovascular• Presencia de eventos tromboembólicos venosos o factores de riesgo de cáncerBaricitinibLa dosis recomendada para los trastornos dermatológicos es de 4 mg diarios. En pacientes de edad ≥ 75 años o con antecedentes de infecciones crónicas o recurrentes, debe considerarse una reducción de la dosis a 2 mg diarios. Baricitinib puede requerir ajustes de dosis en caso de insuficiencia renalUpadacitinibLa dosis recomendada para la dermatitis atópica es de 15-30 mg diarios. La dosis de 15 mg diarios debe considerarse especialmente en adolescentes y pacientes de ≥ 65 añosAbrocitinibLa dosis inicial recomendada para la dermatitis atópica es de 200 mg diarios. Sin embargo, la dosificación de 100 mg diarios debe considerarse especialmente en pacientes con insuficiencia renal moderada y pacientes de edad ≥ 65 años
Durante el tratamiento• Exploración periódica de la piel• Exámenes de sangre periódicos (primer y tercer mes, luego periódicamente como cada tres meses)• Vacunación antineumocócica y antigripal• Vacuna contra el virus del herpes zóster en caso de serología positiva 

EMA: Agencia Europea de Medicamentos; JAK: quinasa Janus; PRAC: Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia.

Dado que los estudios clínicos tienden a infrarrepresentar a los pacientes pediátricos o mayores de 65 años, a los individuos con comorbilidades o en riesgo de malignidad o de eventos tromboembólicos y cardiovasculares, es necesario que los ensayos clínicos incluyan a estas poblaciones para evaluar de forma exhaustiva la seguridad de los inhibidores de JAK. Se necesitan más investigaciones para determinar si los riesgos pueden mitigarse mediante una cuidadosa selección de las dosis.

Nuestra revisión incluye datos preliminares sobre la eficacia de los inhibidores de JAK en varias entidades dermatológicas (tabla 7). Sobre la base de los prometedores hallazgos examinados, es razonable considerar a los inhibidores de JAK como una opción terapéutica potencial para enfermedades como la vasculopatía livedoide, la EICHc, las enfermedades autoinflamatorias, el lupus eritematoso cutáneo, la dermatomiositis y la esclerosis sistémica. Estas enfermedades suelen ser refractarias a los tratamientos convencionales o dependen en gran medida de los corticoesteroides, por lo que urge encontrar terapias alternativas.

Tabla 7.

Uso fuera de ficha técnica en Dermatología de los inhibidores de JAK orales (abrocitinib, baricitinib y upadacitinib)

Dermatosis  No. de estudios  No. de pacientes  Inhibidores de JAK 
Acrodermatitis continua de Hallopeau  Baricitinib70 
Alopecia areata  Abrocitinib,30 upadacitinib78–81 
Dermatitis de contacto  Abrocitinib31 
Dermatomiositis (del adulto y juvenil)  31  Baricitinib47–49,60–64 
Fascitis eosinofílica  Baricitinib50 
Eritema multiforme  Upadacitinib84 
Alopecia frontal fibrosante  Baricitinib38,51 
Granuloma anular  Upadacitinib,85 baricitinib53–55 
EICHc  20  Baricitinib42 
Eccema de manos (crónico)  Baricitinib43 
Hidradenitis supurativa  20  Upadacitinib86 
Síndrome hipereosinofílico  Baricitinib56 
LP  11  Upadacitinib,82,83 baricitinib51,65 
Vasculopatía livedoide  10  Baricitinib66–68 
Lupus eritematoso (cutáneo)  Baricitinib37–41 
Morfea (generalizada)  Baricitinib52 
Trastornos autoinflamatorios      Baricitinib,32–36 upadacitinib34 
Enfermedad de Still del adulto   
Síndrome de Aicardi-Goutières   
Síndrome de Blau   
Síndrome de Candle  11   
Síndrome CANDLE-like   
Síndrome de mutaciones de GOF en STAT1’   
Síndrome SAVI   
AIJ sistémica   
Síndrome VEXAS   
Enfermedades ampollosas autoinmunes      Baricitinib57–59 
Penfigoide ampolloso   
Epidermólisis ampollosa pruriginosa   
LP penfigoide   
Penfigoide de la mucosa ocular   
Prurigo nodular crónico  Baricitinib44–46 
Psoriasis  271  Baricitinib18 
Pioderma gangrenoso  Baricitinib71 
Síndrome de Sweet  Baricitinib72 
Esclerosis sistémica  12  Baricitinib73–76 
Vitíligo  Baricitinib77 

AIJ: artitis idiopática juvenil; JAK: Janus quinasa; EICHc: enfermedad crónica del injerto contra el huésped; LP: liquen plano; SAVI: vasculopatía asociada a STING de inicio en la infancia.

La accesibilidad de los inhibidores de JAK como medicamentos fuera de ficha técnica plantea preocupaciones. Un estudio de cohorte prospectivo en clínicas dermatológicas alemanas reveló tasas de aprobación más bajas de inhibidores de JAK en comparación con los biológicos (OR 0,16)104. Además, considerando su alto coste, un análisis de coste-beneficio es esencial, especialmente para afecciones que no amenazan la vida.

Nuestro estudio tiene varias limitaciones. Es una revisión narrativa y no sistemática. Los tamaños de muestra eran en su mayoría pequeños, faltaban estudios prospectivos en muchas indicaciones fuera de ficha técnica y hubo periodos de seguimiento cortos con metodologías heterogéneas, lo que limitó la generalización de los hallazgos. Muchos informes de casos y series que evaluaron la eficacia de los inhibidores de JAK enfrentaron desafíos al atribuir resultados positivos únicamente a estos medicamentos, ya que numerosos casos involucraron tratamientos concomitantes que podrían haber influido en los hallazgos.

Conclusión

Los inhibidores de JAK suponen un importante paso hacia la medicina de precisión. Su seguridad depende en gran medida de las características del paciente, la enfermedad que se está tratando, la vía de administración, el inhibidor específico de JAK y la dosis. En comparación con las terapias inmunosupresoras tradicionales, en general, estos fármacos demuestran mejores perfiles de seguridad. Estos agentes son prometedores como tratamientos para diversas dermatosis inflamatorias que tienen un gran impacto en la calidad de vida.

Financiación

Ninguna.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener conflicto de intereses.

Bibliografía
[1]
S.E. Sweeney, G.S. Firestein.
Primer: signal transduction in rheumatic disease – a clinician's guide.
Nat Clin Pract Rheumatol., 3 (2007), pp. 651-660
[2]
G.L. Goll, T.K. Kvien.
New-generation JAK inhibitors: how selective can they be?.
Lancet., 391 (2018), pp. 2477-2478
[3]
F. Solimani, K. Meier, K. Ghoreschi.
Emerging topical and systemic JAK inhibitors in dermatology.
Front Immunol., 10 (2019), pp. 2847
[4]
L. Hoisnard, B. Lebrun-Vignes, S. Maury, M. Mahevas, K. El Karoui, L. Roy, et al.
Adverse events associated with JAK inhibitors in 126,815 reports from the WHO pharmacovigilance database.
[5]
R. Shreberk-Hassidim, Y. Ramot, A. Zlotogorski.
Janus kinase inhibitors in dermatology: a systematic review.
J Am Acad Dermatol., 76 (2017), pp. 745-753.e19
[6]
S. Daniele, C. Bunick.
JAK inhibitor safety compared to traditional systemic immunosuppressive therapies.
J Drugs Dermatol., 21 (2022), pp. 1298-1303
[7]
M. Yates, A. Mootoo, M. Adas, K. Bechman, S. Rampes, V. Patel, et al.
Venous thromboembolism risk with JAK inhibitors: a meta-analysis.
Arthritis Rheumatol., 73 (2021), pp. 779-788
[8]
T.L. Chen, L.L. Lee, H.K. Huang, L.Y. Chen, C.H. Loh, C.C. Chi.
Association of risk of incident venous thromboembolism with atopic dermatitis and treatment with Janus kinase inhibitors: a systematic review and meta-analysis.
JAMA Dermatol., 158 (2022), pp. 1254-1261
[9]
S.B. Elmariah, J.S. Smith, J.F. Merola.
JAK in the [black] box: a dermatology perspective on systemic JAK inhibitor safety.
Am J Clin Dermatol., 23 (2022), pp. 427-431
[10]
E.L. Simpson, J.I. Silverberg, A. Nosbaum, K.L. Winthrop, E. Guttman-Yassky, K.M. Hoffmeister, et al.
Integrated safety analysis of abrocitinib for the treatment of moderate-to-severe atopic dermatitis from the phase II and phase III clinical trial program.
Am J Clin Dermatol., 22 (2021), pp. 693-707
[11]
L.F. Eichenfield, C. Flohr, R. Sidbury, E. Siegfried, Z. Szalai, R. Galus, et al.
Efficacy and safety of abrocitinib in combination with topical therapy in adolescents with moderate-to-severe atopic dermatitis: the JADE TEEN randomized clinical trial.
JAMA Dermatol., 157 (2021), pp. 1165-1173
[12]
A.M. Drucker, D.E. Morra, D. Prieto-Merino, A.G. Ellis, Z.Z.N. Yiu, B. Rochwerg, et al.
Systemic immunomodulatory treatments for atopic dermatitis: update of a living systematic review and network meta-analysis.
JAMA Dermatol., 158 (2022), pp. 523-532
[13]
J. Wojciechowski, B.K. Malhotra, X. Wang, L. Fostvedt, H. Valdez, T. Nicholas.
Population pharmacokinetic–pharmacodynamic modelling of platelet time-courses following administration of abrocitinib.
Br J Clin Pharmacol., 88 (2022), pp. 3856-3871
[14]
T. Bieber, E. Feist, A.D. Irvine, M. Harigai, E. Haladyj, S. Ball, et al.
A review of safety outcomes from clinical trials of baricitinib in rheumatology, dermatology and COVID-19.
Adv Ther., 39 (2022), pp. 4910-4960
[15]
T. Bieber, J.P. Thyssen, K. Reich, E.L. Simpson, N. Katoh, A. Torrelo, et al.
Pooled safety analysis of baricitinib in adult patients with atopic dermatitis from 8 randomized clinical trials.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 35 (2021), pp. 476-485
[16]
B. King, C. Maari, E. Lain, J.I. Silverberg, M. Issa, K. Holzwarth, et al.
Extended safety analysis of baricitinib 2 mg in adult patients with atopic dermatitis: an integrated analysis from eight randomized clinical trials.
Am J Clin Dermatol., 22 (2021), pp. 395-405
[17]
B. King, A. Mostaghimi, Y. Shimomura, A. Zlotogorski, G.S. Choi, U. Blume-Peytavi, et al.
Integrated safety analysis of baricitinib in adults with severe alopecia areata from two randomized clinical trials.
Br J Dermatol., 188 (2023), pp. 218-227
[18]
K.A. Papp, M.A. Menter, M. Raman, D. Disch, D.E. Schlichting, C. Gaich, et al.
A randomized phase 2 b trial of baricitinib, an oral Janus kinase (JAK) 1/JAK2 inhibitor, in patients with moderate-to-severe psoriasis.
Br J Dermatol., 174 (2016), pp. 1266-1276
[19]
E. Guttman-Yassky, H.D. Teixeira, E.L. Simpson, K.A. Papp, A.L. Pangan, A. Blauvelt, et al.
Once-daily upadacitinib versus placebo in adolescents and adults with moderate-to-severe atopic dermatitis (Measure Up 1 and Measure Up 2): results from two replicate double-blind, randomised controlled phase 3 trials.
Lancet., 397 (2021), pp. 2151-2168
[20]
A. Blauvelt, H.D. Teixeira, E.L. Simpson, A. Costanzo, M. De Bruin-Weller, S. Barbarot, et al.
Efficacy and safety of upadacitinib vs dupilumab in adults with moderate-to-severe atopic dermatitis: a randomized clinical trial.
JAMA Dermatol., 157 (2021), pp. 1047-1055
[21]
K. Reich, H.D. Teixeira, M. de Bruin-Weller, T. Bieber, W. Soong, K. Kabashima, et al.
Safety and efficacy of upadacitinib in combination with topical corticosteroids in adolescents and adults with moderate-to-severe atopic dermatitis (AD Up): results from a randomised, double-blind, placebo-controlled, phase 3 trial.
Lancet., 397 (2021), pp. 2169-2181
[22]
E. Guttman-Yassky, D. Thaçi, A.L. Pangan, H.C. Hong, K.A. Papp, K. Reich, et al.
Upadacitinib in adults with moderate to severe atopic dermatitis: 16-week results from a randomized, placebo-controlled trial.
J Allergy Clin Immunol., 145 (2020), pp. 877-884
[23]
P. Harkins, E. Burke, C. Swales, A. Silman, R. Conway.
Are Janus kinase inhibitors safe and effective in treating the key clinical domains of psoriatic arthritis? A systematic review and meta-analysis.
Int J Rheum Dis., 26 (2023), pp. 31-42
[24]
G.R. Burmester, S.B. Cohen, K.L. Winthrop, P. Nash, A.D. Irvine, A. Deodhar, et al.
Safety profile of upadacitinib over 15 000 patient-years across rheumatoid arthritis, psoriatic arthritis, ankylosing spondylitis and atopic dermatitis.
RMD Open., 9 (2023), pp. e002735
[25]
A.M. Hosking, M. Juhasz, N.A. Mesinkovska.
Topical Janus kinase inhibitors: a review of applications in dermatology.
J Am Acad Dermatol., 79 (2018), pp. 535-544
[26]
E.A. Olsen, D. Kornacki, K. Sun, M.K. Hordinsky.
Ruxolitinib cream for the treatment of patients with alopecia areata: a 2-part, double-blind, randomized, vehicle-controlled phase 2 study.
J Am Acad Dermatol., 82 (2020), pp. 412-419
[27]
S. Słuczanowska-Głąbowska, A. Ziegler-Krawczyk, K. Szumilas, A. Pawlik.
Role of Janus kinase inhibitors in therapy of psoriasis.
J Clin Med., 10 (2021), pp. 4307
[28]
B.S. Kim, M.D. Howell, K. Sun, K. Papp, A. Nasir, M.E. Kuligowski.
Treatment of atopic dermatitis with ruxolitinib cream (JAK1/JAK2 inhibitor) or triamcinolone cream.
J Allergy Clin Immunol., 145 (2020), pp. 572-582
[29]
K. Papp, J.C. Szepietowski, L. Kircik, D. Toth, L.F. Eichenfield, D.Y.M. Leung, et al.
Efficacy and safety of ruxolitinib cream for the treatment of atopic dermatitis: results from 2 phase 3, randomized, double-blind studies.
J Am Acad Dermatol., 85 (2021), pp. 863-872
[30]
J. Zhao, L. Liu.
A case of atopic dermatitis with alopecia universalis in a patient treated with abrocitinib.
JAAD Case Rep., 22 (2022), pp. 99-100
[31]
D. Baltazar, S.R. Shinamoto, C.P. Hamann, D. Hamann, C.R. Hamann.
Occupational airborne allergic contact dermatitis to invasive compositae species treated with abrocitinib: a reporte de caso.
Contact Dermat., 87 (2022), pp. 542-544
[32]
P.J. Gómez-Arias, F. Gómez-García, J. Hernández-Parada, A.M. Montilla-López, J. Ruano, E. Parra-Peralbo.
Efficacy and safety of Janus kinase inhibitors in type I interferon-mediated monogenic autoinflammatory disorders: a scoping review.
Dermatol Ther (Heidelb)., 11 (2021), pp. 733-750
[33]
C. Álvarez-Reguera, D. Prieto-Peña, A. Herrero-Morant, L. Sánchez-Bilbao, J.L. Martín-Varillas, E. González-López, et al.
Clinical and immunological study of Tofacitinib and Baricitinib in refractory Blau syndrome: reporte de caso and literature review.
Ther Adv Musculoskelet Dis., 14 (2022),
[34]
Z. Boyadzhieva, N. Ruffer, G. Burmester, A. Pankow, M. Krusche.
Effectiveness and safety of JAK inhibitors in autoinflammatory diseases: a systematic review.
Front Med (Lausanne)., 9 (2022), pp. 930071
[35]
M. Heiblig, M.A. Ferrada, M.J. Koster, T. Barba, M. Gerfaud-Valentin, A. Mékinian, et al.
Ruxolitinib is more effective than other JAK inhibitors to treat VEXAS syndrome: a retrospective multicenter study.
Blood., 140 (2022), pp. 927-931
[36]
C. Ladhari, C. Jorgensen, Y.M. Pers.
Treatment of refractory adult onset Still's disease with combination anakinra and baricitinib therapy.
Rheumatology (Oxford)., 58 (2019), pp. 736-737
[37]
N. Zimmermann, C. Wolf, R. Schwenke, A. Lüth, F. Schmidt, K. Engel, et al.
Assessment of clinical response to Janus kinase inhibition in patients with familial chilblain lupus and TREX1 mutation.
JAMA Dermatol., 155 (2019), pp. 342-346
[38]
A. Kreuter, M.J. Licciardi-Fernandez, S.N. Burmann, A. Paschos, A.L. Michalowitz.
Baricitinib for recalcitrant subacute cutaneous lupus erythematosus with concomitant frontal fibrosing alopecia.
Clin Exp Dermatol., 47 (2022), pp. 787-788
[39]
K. Maeshima, H. Shibata.
Efficacy of JAK 1/2 inhibition in the treatment of diffuse non-scarring alopecia due to systemic lupus erythematosus.
Ann Rheum Dis., 79 (2020), pp. 674-675
[40]
L. Joos, F. Vetterli, T. Jaeger, A. Cozzio, J. von Kempis, A. Rubbert-Roth.
Treatment of refractory subacute cuataneous lupus erythematosus with baricitinib.
Clin Exp Dermatol., 47 (2022), pp. 748-750
[41]
M. Fornaro, L. Coladonato, V. Venerito, F. Cacciapaglia, G. Lopalco, F. Iannone.
Efficacy of baricitinib on refractory skin papulosquamous rash in a patient with systemic lupus erythematosus.
Rheumatology (Oxford)., 59 (2019), pp. 1792
[42]
N.G. Holtzman, A. Im, A. Ostojic, L.M. Curtis, L. Parsons-Wandell, J. Nashed, et al.
Efficacy and safety of baricitinib in refractory chronic graft-versus-host disease (cGVHD): preliminary analysis results of a phase 1/2 study.
[43]
F.M. Rosenberg, L. Loman, M.L.A. Schuttelaar.
Baricitinib treatment of severe chronic hand eczema: two reporte de casos.
Contact Dermat., 86 (2022), pp. 419-421
[44]
Y. He, S. Ji, Q. Yu.
Effectiveness of baricitinib in prurigo-type atopic dermatitis: a reporte de caso.
Dermatol Ther., 34 (2021), pp. e14878
[45]
M.P. Pereira, C. Zeidler, S. Ständer.
Improvement of chronic nodular prurigo with baricitinib.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 36 (2022), pp. e486-e488
[46]
M. Yin, R. Wu, J. Chen, X. Dou.
Successful treatment of refractory prurigo nodularis with baricitinib.
Dermatol Therapy., 35 (2022), pp. e15642
[47]
Q. Zhao, Z. Zhu, Q. Fu, Y. Shih, D. Wu, L. Chen, et al.
Baricitinib for the treatment of cutaneous dermatomyositis: a prospective, open-label study.
J Am Acad Dermatol., 87 (2022), pp. 1374-1376
[48]
K. Fischer, M. Aringer, J. Steininger, J. Heil, S. Beissert, S. Abraham, et al.
Improvement of cutaneous inflammation and panniculitis in patients with dermatomyositis by the Janus kinase inhibitor baricitinib.
Br J Dermatol., 187 (2022), pp. 432-435
[49]
P. Delvino, A. Bartoletti, S. Monti, A. Biglia, C. Montecucco, M. Carducci, et al.
Successful treatment with baricitinib in a patient with refractory cutaneous dermatomyositis.
Rheumatology (Oxford)., 59 (2020), pp. 4003
[50]
R. Sehgal, F.C. Ernste, S. Eckloff.
Successful treatment with baricitinib in a patient with refractory eosinophilic fasciitis.
J Rheumatol., 48 (2021), pp. 948-949
[51]
A. Moussa, B. Bhoyrul, L. Asfour, A. Kazmi, S. Eisman, R.D. Sinclair.
Treatment of lichen planopilaris with baricitinib: a retrospective study.
J Am Acad Dermatol., 87 (2022), pp. 663-666
[52]
W. Damsky, D. Patel, C.J. Garelli, M. Garg, A. Wang, K. Dresser, et al.
Jak inhibition prevents bleomycin-induced fibrosis in mice and is effective in patients with morphea.
J Invest Dermatol., 140 (2020), pp. 1446-1449.e4
[53]
D. Kim, H.Y. Kang.
Rapid improvement of refractory generalized granuloma annulare with the Janus kinase inhibitor baricitinib in two patients.
Clin Exp Dermatol., 48 (2023), pp. 375-376
[54]
A. Ballová, Z. Kmečová, J. Péč, K. Vorčáková.
Recalcitrant granuloma annulare induced by two different biologic agents resolved after Janus kinase inhibitor treatment.
Dermatol Ther., 35 (2022), pp. e15641
[55]
T.M. Yan, H. Zhang, X.Y. Wu, Z.Y. Zhang.
Successful treatment of generalized granuloma annulare with baricitinib.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 36 (2022), pp. e500-e502
[56]
E. Šteňová, L. Tarabčáková, P. Babál, S. Kašperová.
Hypereosinophilic syndrome – a rare adverse event of anti-cytokine treatment in rheumatoid arthritis resolved after Janus kinase inhibitor therapy.
Clin Rheumatol., 39 (2020), pp. 3507-3510
[57]
Y. Kalantari, S. Sadeghi, D. Asadi, A. Goodarzi.
A literature review on Janus kinase (JAK) inhibitors for the treatment of immunobullous disorders.
Int Immunopharmacol., 110 (2022), pp. 108923
[58]
Y. Xiao, H. Xiang, W. Li.
Concurrent bullous pemphigoid and plaque psoriasis successfully treated with Janus kinase inhibitor Baricitinib.
Dermatol Ther., 35 (2022), pp. e15754
[59]
A. Moussa, T.G. Colla, L. Asfour, B. Bhoyrul, R.D. Sinclair.
Effective treatment of refractory lichen planus pemphigoides with a Janus kinase-1/2 inhibitor.
Clin Exp Dermatol., 47 (2022), pp. 2040-2041
[60]
H. Kim, S. Dill, M. O’Brien, L. Vian, X. Li, M. Manukyan, et al.
Janus kinase (JAK) inhibition with baricitinib in refractory juvenile dermatomyositis.
Ann Rheum Dis., 80 (2021), pp. 406-408
[61]
Z. Wang, Q. Zheng, X. Xu, M. Lu.
The efficacy of baricitinib in real-world patients with refractory or severe juvenile dermatomyositis: a monocentric retrospective study.
[62]
T. Le Voyer, C. Gitiaux, F.J. Authier, C. Bodemer, I. Melki, P. Quartier, et al.
JAK inhibitors are effective in a subset of patients with juvenile dermatomyositis: a monocentric retrospective study.
Rheumatology (Oxford)., 60 (2021), pp. 5801-5808
[63]
C. Papadopoulou, Y. Hong, E. Omoyinmi, P.A. Brogan, D. Eleftheriou.
Janus kinase 1/2 inhibition with baricitinib in the treatment of juvenile dermatomyositis.
Brain., 142 (2019), pp. e8
[64]
M. Agud-Dios, J. Arroyo-Andres, C. Rubio-Muñiz, C. Zarco-Olivo, A. Calleja-Algarra, J. de Inocencio, et al.
Juvenile dermatomyositis-associated calcinosis successfully treated with combined immunosuppressive, bisphosphonate, oral baricitinib and physical therapy.
Dermatol Ther., 35 (2022), pp. e15960
[65]
J. Pünchera, E. Laffitte.
Treatment of severe nail lichen planus with baricitinib.
JAMA Dermatol., 158 (2022), pp. 107-108
[66]
Y. Han, P. Tu.
Baricitinib is potentially effective in the treatment of refractory livedoid vasculopathy.
Front Immunol., 13 (2022), pp. 1008392
[67]
H. Zhang, J. Chen, N. Wu, H. Chen, Y. Liu.
Refractory livedoid vasculopathy in a child successfully treated with baricitinib.
Dermatol Ther., 35 (2022), pp. e15659
[68]
Y. Xiao, Y. Wang, Y. Gu, D. Xia, W. Li.
Refractory livedoid vasculopathy successfully treated with baricitinib.
Int J Dermatol., (2022),
[69]
L. Zhang, L. Guo, L. Wang, X. Jiang.
The efficacy and safety of tofacitinib, peficitinib, solcitinib, baricitinib, abrocitinib and deucravacitinib in plaque psoriasis – a network meta-analysis.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 36 (2022), pp. 1937-1946
[70]
G.M. Han, W.S. Yang, B. Yang.
Inhibition of progression of acrodermatitis continua of hallopeau with baricitinib.
JAMA Dermatol., 157 (2021), pp. 466-468
[71]
M. Scheinberg, L.A. Machado, L.G. M. Castro, S.B. Ferreira, N. Michalany.
Successful treatment of ulcerated pyoderma gangrenosum with baricitinib, a novel JAK inhibitor.
J Transl Autoimmun., 4 (2021), pp. 100099
[72]
Y. Nousari, B.C. Wu, G. Valenzuela.
Successful use of baricitinib in the treatment of refractory rheumatoid arthritis-associated Sweet syndrome.
Clin Exp Dermatol., 46 (2021), pp. 1330-1332
[73]
Z. Hou, X. Su, G. Han, R. Xue, Y. Chen, Y. Chen, et al.
JAK1/2 Inhibitor Baricitinib Improves Skin Fibrosis and Digital Ulcers in Systemic Sclerosis.
Front Med (Lausanne)., 9 (2022), pp. 859330
[74]
Y. Fujita, M. Nawata, A. Nagayasu, K. Someya, K. Saito, Y. Tanaka.
Fifty-Two-Week Results of Clinical and Imaging Assessments of a Patient with Rheumatoid Arthritis Complicated by Systemic Sclerosis with Interstitial Pneumonia and Type 1 Diabetes despite Multiple Disease-Modifying Antirheumatic Drug Therapy That Was Successfully Treated with Baricitinib: A Novel Case Report.
Case Rep Rheumatol., 2019 (2019), pp. 5293981
[75]
G. Boleto, J.B. Cren, J. Avouac, Y. Allanore.
Successful treatment with baricitinib of refractory arthritis in a patient with severe diffuse cutaneous systemic sclerosis-rheumatoid arthritis overlap syndrome.
Clin Exp Rheumatol., 39 (2021), pp. 163-164
[76]
C. Moriana, T. Moulinet, R. Jaussaud, P. Decker.
JAK inhibitors and systemic sclerosis: A systematic review of the literature.
Autoimmun Rev., 21 (2022), pp. 103168
[77]
B.P. Mumford, A. Gibson, A.H. Chong.
Repigmentation of vitiligo with oral baricitinib.
Australas J Dermatol., 61 (2020), pp. 374-376
[78]
M. Cantelli, F. Martora, C. Patruno, P. Nappa, G. Fabbrocini, M. Napolitano.
Upadacitinib improved alopecia areata in a patient with atopic dermatitis: A case report.
Dermatol Ther., 35 (2022), pp. e15346
[79]
A.N. Bourkas, C. Sibbald.
Upadacitinib for the treatment of alopecia areata and severe atopic dermatitis in a paediatric patient: A case report.
SAGE Open Med Case Rep., 10 (2022),
[80]
L. Asfour, T. Getsos Colla, A. Moussa, R.D. Sinclair.
Concurrent chronic alopecia areata and severe atopic dermatitis successfully treated with upadacitinib.
Int J Dermatol., 61 (2022), pp. e416-e417
[81]
S. Youssef, L.A. Bordone.
Effective treatment of alopecia universalis with oral upadacitinib.
JAAD Case Rep., 31 (2023), pp. 80-82
[82]
R. Balestri, R. Bortolotti, G. Rech, C.R. Girardelli, M.G. Zorzi, M. Magnano.
Treatment of Oral Erosive Lichen Planus With Upadacitinib.
JAMA Dermatol., 158 (2022), pp. 457-458
[83]
A. Motamed-Sanaye, Y.F. Khazaee, M. Shokrgozar, M. Alishahi, N. Ahramiyanpour, M. Amani.
JAK inhibitors in lichen planus: a review of pathogenesis and treatments.
J Dermatol Treat., 33 (2022), pp. 3098-3103
[84]
M.J. Murphy, D. Gruenstein, A. Wang, D. Peterson, J. Levitt, B. King, et al.
Treatment of Persistent Erythema Multiforme With Janus Kinase Inhibition and the Role of Interferon Gamma and Interleukin 15 in Its Pathogenesis.
JAMA Dermatol., 157 (2021), pp. 1477-1482
[85]
W. Sondermann, E. Hadaschik, C. Specker.
Successful therapy of disseminated patch-type granuloma annulare with upadacitinib in a patient with rheumatoid arthritis.
Dermatol Ther-, 35 (2022), pp. e15211
[86]
AbbVie. A phase 2, multicenter, randomized, placebo-controlled, double-blind study to evaluate upadacitinib in adult subjects with moderate to severe hidradenitis suppurativa. clinicaltrials.gov; 2023. [Internet], [consultado 29 Mar 2023]. Disponible en: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04430855
[87]
L. Bokhari, R. Sinclair.
Treatment of alopecia universalis with topical Janus kinase inhibitors – a double blind, placebo, and active controlled pilot study.
Int J Dermatol., 57 (2018), pp. 1464-1470
[88]
C.B. Bayart, K.L. DeNiro, L. Brichta, B.G. Craiglow, R. Sidbury.
Topical Janus kinase inhibitors for the treatment of pediatric alopecia areata.
J Am Acad Dermatol., 77 (2017), pp. 167-170
[89]
S.C. Gordon, M. Abudu, P. Zancanaro, J.M. Ko, D. Rosmarin.
Rebound effect associated with JAK inhibitor use in the treatment of alopecia areata.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 33 (2019), pp. e156-e157
[90]
B.G. Craiglow, D. Tavares, B.A. King.
Topical Ruxolitinib for the Treatment of Alopecia Universalis.
JAMA Dermatol., 152 (2016), pp. 490-491
[91]
M Deeb, R.A. Beach.
A case of Topical Ruxolitinib Treatment Failure in Alopecia Areata.
J Cutan Med Surg., 21 (2017), pp. 562-563
[92]
Cowen E, Phase II study of topical ruxolitinib for cutaneous chronic graft versus host disease (CGVHD). clinicaltrials.gov; 2022. [Internet], [consultado 29 Mar 2023]. Disponible en: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/study/NCT03395340
[93]
J.J. Park, A.J. Little, M.D. Vesely.
Treatment of cutaneous lupus with topical ruxolitinib cream.
JAAD Case Rep., 28 (2022), pp. 133-135
[94]
C.M. Brumfiel, M.H. Patel, K.J. Severson, N. Zhang, X. Li, J.K. Quillen, et al.
Ruxolitinib Cream in the Treatment of Cutaneous Lichen Planus: A Prospective, Open-Label Study.
J Invest Dermatol., 142 (2022), pp. 2109-2116.e4
[95]
S. Nugent, A.J. Coromilas, J.C. 3rd English, M. Rosenbach.
Improvement of necrobiosis lipoidica with topical ruxolitinib cream after prior nonresponse to compounded topical tofacitinib cream.
JAAD Case Rep., 29 (2022), pp. 25-26
[96]
N. Punwani, P. Scherle, R. Flores, J. Shi, J. Liang, S. Yeleswaram, et al.
Preliminary clinical activity of a topical JAK1/2 inhibitor in the treatment of psoriasis.
J Am Acad Dermatol., 67 (2012), pp. 658-664
[97]
N. Punwani, T. Burn, P. Scherle, R. Flores, J. Shi, P. Collier, et al.
Downmodulation of key inflammatory cell markers with a topical Janus kinase 1/2 inhibitor.
Br J Dermatol., 173 (2015), pp. 989-997
[98]
Incyte Corporation. A double-blind, randomized, vehicle-controlled dose ranging study of the effect of INCB018424 phosphate cream when applied to patients with plaque psoriasis. clinicaltrials.gov; 2022. [Internet], [consultado 29 Mar 2023]. Disponible en: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT00778700
[99]
Incyte Corporation. An open label, safety, tolerability, pharmacokinetic (PK), pharmacodynamic (PD) and preliminary efficacy study of ruxolitinib when applied to patients with plaque psoriasis involving 2–20% body surface area (BSA). clinicaltrials.gov; 2022. [Internet], [consultado 29 Mar 2023]. Disponible en: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT00617994
[100]
E. Pope, E. Kowalski, F. Tausk.
Topical ruxolitinib in the treatment of refractory facial seborrheic dermatitis.
JAAD Case Rep., 24 (2022), pp. 59-60
[101]
P. Nash, A. Kerschbaumer, T. Dörner, M. Dougados, R.M. Fleischmann, K. Geissler, et al.
Points to consider for the treatment of immune-mediated inflammatory diseases with Janus kinase inhibitors: a consensus statement.
Ann Rheum Dis., 80 (2021), pp. 71-87
[102]
EMA. EMA confirms measures to minimise risk of serious side effects with Janus kinase inhibitors for chronic inflammatory disorders. European Medicines Agency. [Internet], [consultado 30 Mar 2023]. Disponible en: https://www.ema.europa.eu/en/news/ema-confirms-measures-minimise-risk-serious-side-effects-janus-kinase-inhibitors-chronic
[103]
R.A. Waldman, K.L. Sharp, J.A. Adalsteinsson, J.M. Grant-Kels.
Herpes zoster subunit vaccine for patients initiating a Janus kinase inhibitor.
J Am Acad Dermatol., 88 (2023), pp. 697-698
[104]
R.N. Werner, A. Pennitz, L. Eisert, P. Schmidle, A. Zink, S. Abraham, et al.
Impact of off-label use regulations on patient care in dermatology – a prospective study of cost-coverage applications filed by tertiary dermatology clinics throughout Germany.
J Eur Acad Dermatol Venereol., 36 (2022), pp. 2241-2249
Copyright © 2023. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas
Opciones de artículo
Herramientas
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?