Información de la revista
Vol. 107. Núm. 7.
Páginas 601-602 (Septiembre 2016)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
Vol. 107. Núm. 7.
Páginas 601-602 (Septiembre 2016)
FORO DE RESIDENTES
DOI: 10.1016/j.ad.2016.03.007
Acceso a texto completo
FR. Hemangiomas infantiles y β-bloqueantes. Cuándo, cómo y por qué
Infantile hemangioma and β-blockers: When, how, and why?
Visitas
...
F.J. Navarro-Triviño
Autor para correspondencia
fntmed@gmail.com

Autor para correspondencia.
, R. Ruíz-Villaverde, R. Naranjo-Sintes
Unidad de Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología, Complejo Hospitalario de Granada, Granada, España
Información del artículo
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (1)
Tabla 1.
Texto completo

Los hemangiomas infantiles (HI) son uno de los tumores benignos más frecuentes en la infancia, con una incidencia del 4 al 10%1. La mayoría de los HI aparecen en las primeras semanas de vida, aunque en ocasiones se observan desde el nacimiento.

Algunos HI pueden localizarse en áreas que comprometen la vía aérea o la visión, ulcerarse o evolucionar dejando secuelas importantes, situaciones que precisan ser tratadas. Tras la primera comunicación en 2008 realizada por Léauté-Labrèze et al.2, el uso de β-bloqueantes ha llegado a posicionarse como primera línea de tratamiento. Recientemente3 se han publicado los resultados obtenidos con el tratamiento de propranolol en HI, comparado con placebo, que han demostrado la eficacia de la dosis de 3mg/kg/día y la baja tasa de recidivas (10%) que precisaron reintroducción.

Un concepto clave en el manejo de los HI es cuándo comenzar el tratamiento. Es recomendable comenzarlo al inicio de la fase de crecimiento. No obstante, la demora en la consulta no es un impedimento para la prescripción, si bien la tasa de respuesta esperada será sensiblemente inferior.

Los 3 principales fármacos β-bloqueantes disponibles para el tratamiento de los HI son: propranolol, nadolol y timolol.

El propranolol es el primer β-bloqueante utilizado en el tratamiento de los HI. A pesar de poder formularse de manera tópica (crema o pomada al 1%), su uso es preferentemente oral. Recientemente se ha comercializado una solución de propranolol al 3,75mg/ml. La dosis inicial recomendada es de 1mg/kg/día, repartida en 2 dosis de 0,5mg/kg. La dosis que ha demostrado mejor tasa de eficacia y perfil de tolerabilidad es 3mg/kg/día durante 6 meses. Se puede aumentar la dosis 1mg/kg cada semana hasta alcanzar los 3mg/kg/día, salvo en el síndrome PHACES, que se hará a dosis de 0,5mg/kg. En la actualidad se recomienda monitorizar al paciente (tanto en el ámbito hospitalario como en el extrahospitalario) durante las 2 primeras horas tras la administración del fármaco con observación clínica y control de la frecuencia cardíaca, aunque cada centro tiene un protocolo de actuación diferente. En caso de disminución de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial por debajo de lo establecido, se debe confirmar con un segundo control y, si persiste, se debe suspender el tratamiento. Es aconsejable administrar el tratamiento inmediatamente después de la ingesta de alimento para evitar el riesgo de hipoglucemia.

Para los pacientes que presentan alteraciones del sueño (agitación, insomnio) o pesadillas durante el tratamiento con propranolol, es recomendable sustituirlo con nadolol, ya que no atraviesa la barrera hematoencefálica. Se formula en solución oral 10mg/ml, con dosis iniciales de 0,5-1mg/kg/día repartidas en 2 dosis diarias. Se puede aumentar la dosis a 0,5mg/kg de forma semanal hasta un máximo de 2mg/kg/día. Ambos han demostrado tener una eficacia similar en el tratamiento de los HI4.

En aquellos pacientes con HI perioculares o superficiales, el timolol maleato es una alternativa interesante. En la práctica clínica habitual se prefiere por su disponibilidad y amplio uso la solución comercializada a concentraciones de 0,25 y 0,5%, aplicadas 2 veces al día. Este fármaco puede emplearse en pacientes menores de un mes. En caso de buena respuesta, se recomienda mantener el tratamiento durante un mes más tras observarse la regresión total. Es posible reintroducir el tratamiento si el HI reaparece, con una tasa de respuesta variable. La mayor parte de los casos publicados corresponden a lesiones superficiales de localización periocular.

Es importante tener en cuenta los efectos secundarios que pueden aparecer durante el tratamiento con β-bloqueantes, entre los que destacan el vasoespasmo, la hipoglucemia, la hipotensión, el bloqueo cardíaco, el broncoespasmo y el shock anafiláctico5. En la tabla 1 se recogen los casos de contraindicación del uso de β-bloqueantes.

Contraindicaciones del tratamiento con β-bloqueantes 
Shock cardiogénico 
Bradicardia sinusal 
Hipotensión 
Bloqueo AV de primer grado o mayor 
Fallo cardíaco 
Asma bronquial 
Hipersensibilidad al fármaco 

En conclusión, el uso de β-bloqueantes en el tratamiento de los HI ha supuesto una auténtica revolución en su manejo, de forma que conocer sus aspectos de eficacia y seguridad se hace, ya no necesario, sino imperativo para el dermatólogo en la actualidad.

Bibliografía
[1]
V. Sans, D.E. de la Roque, J. Berge, N. Grenier, F. Boralevi, J. Mazereeuw-Hautier, et al.
Propranolol for severe infantile hemangiomas: Follow-up report.
Pediatrics, 124 (2009), pp. e423-e431
[2]
C. Léauté-Labrèze, E. Dumas de la Roque, T. Hubiche, F. Boralevi, J.B. Thambo, A. Taïeb.
Propranolol for severe hemangiomas of infancy.
N Engl J Med, 358 (2008), pp. 2649-2651
[3]
C. Léauté-Labrèze, P. Hoeger, J. Mazereeuw-Hautier, L. Guibaud, E. Baselga, G. Posiunas, et al.
A randomized, controlled trial of Orl propranolol in infantile hemangiomaa.
N Eng J Med., 378 (2015), pp. 738-746
[4]
J. Bernabeu-Wittel, B. Nárvaez-Moreno, J.M. de la Torre-García, I. Fernández-Pineda, J.J. Domínguez-Cruz, F. Coserría-Sánchez, et al.
Oral nadolol for children with infantile hemangiomas ans sleep disturbances with oral propranolol.
Pediatric Dermatol, 32 (2015), pp. 853-857
[5]
B.A. Drolet, P.C. Frommelt, S.L. Chamlin, A. Haggstrom, N.M. Bauman, Y.E. Chiu, et al.
Initiation and use or propranolol for infantile hemangioma: Report of a consensus conference.
Pediatrics, 131 (2013), pp. 128-140
Copyright © 2016. AEDV
Idiomas
Actas Dermo-Sifiliográficas

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
    NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
  • Material adicional
Herramientas
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
NOTICE Undefined index: tipo (includes_ws_v2/librerias/html/item.php[1273])
Material suplementario
es en

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Are you a health professional able to prescribe or dispense drugs?

es en
Política de cookies Cookies policy
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. To improve our services and products, we use "cookies" (own or third parties authorized) to show advertising related to client preferences through the analyses of navigation customer behavior. Continuing navigation will be considered as acceptance of this use. You can change the settings or obtain more information by clicking here.